Entre las víctimas hubo dos funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana

Balacera en El Callao dejó cinco muertos y varios heridos

15a
5 de septiembre, 2017 - 7:16 am
Mayerlin Barboza/[email protected]

Un «gatillero» ingresó al bar y tras precisar a los castrenses salió a las afueras del establecimiento y llamó a sus secuaces, quienes accionaron sus armas contra los presentes

Foto: Agencias

Bolívar — José Escalona Acevedo y José Luis Flores Zabala son las identidades de los dos funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, (GNB), que murieron en medio de una balacera ocurrida en el bar El Jobo, en la parroquia El Callao, sector Las Mercedes, en la calle 5 de Julio, estado Bolívar.

Según fuentes policiales, el líder de una de las bandas criminales de la zona ingresó al establecimiento y tras identificar a los castrenses, salió a las afueras del bar a buscar al resto de sus secuaces, éstos ingresaron al sitio y con arma en mano iniciaron una balacera que se extendió por al menos 10 minutos.

Acevedo recibió un tiro en la cabeza y otro en el tórax y Flores Zabaleta uno a la altura del cuello, mientras que los otros tres occisos no fueron identificados.

Alertaron

Durante la balacera testigos del suceso salieron despavoridos y alertaron lo suscitado a una unidad radiopatrullera de la policía local, quienes resguardaron la zona, mientras los investigadores del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) llegaban al sitio a realizar las experticias y levantar los cadáveres.

Los heridos

Entre los heridos está Jonathan Yépez James, de 22 años, y efectivo de la GNB, quien presentó una herida en el hombro derecho; Ray Croce Fragachán, de 34 años, quien ingresó al hospital  Juan Germán Roscio de El Callao, presentando dos heridas de bala en el hombro izquierdo; y Alfonzo Rodríguez, de 19 años, con dos tiros en la espalda.

Además al menos cinco personas resultaron lesionadas por golpes con sillas y mesas y cortaduras por los cristales rotos de los vasos y botellas de licor, según reseñaron medios locales.

En fuego cruzado

Luego del atentado funcionarios de la GNB y de la Policía del Estado Bolívar (PEB), realizaron un cerco perimetral por la zona y dieron con el paradero de uno de los atacantes, quien al notar presencia policial y recibir la voz de alto desenfundó su arma y disparó contra ambas comisiones resultando herido en el repele de los uniformados y muriendo minutos después de su ingreso a un centro médico cercano.

Funcionarios del CICPC iniciaron una investigación en torno al hecho a fin de descifrar el móvil del crimen y de desmantelar la banda de «gatilleros», además de aprehender a cada uno de ellos.

Entretanto se presume que se halla tratado de una rencilla o «culebra» como coloquialmente es conocida, que los castrenses tenían en el sector.

Palabras clave
, , ,

Comente