Luego de manifestar el deseo de acabar con el nexo sentimental

Asesino de Bastidas lo amenazó con revelar su inclinación sexual

14 A
16 de diciembre, 2016 - 8:38 am
Mayerlin Barboza / [email protected]

Raúl Alberto Fernández González(18) amenazó con divulgar información de la vida privada del profesional petrolero

Foto: Agencias

Maracaibo — Tras investigaciones detectivescas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), se evidenció que el homicidio que sufrió el superintendente de PDVSA Eudo Enrique Bastidas Arellano (48), estuvo antecedido por una amenaza hecha por parte del victimario, Raúl Alberto Fernández González (18), en la que este le afirmaba al hoy occiso, que de terminar con la relación amorosa que ambos mantenían, haría públicas sus preferencias sexuales.

Según efectivos de seguridad ligados al caso, cuando  Bastidas le manifestó a Fernández el deseo de acabar con el nexo sentimental que los unía, este se enfureció de inmediato y le pidió a la víctima que «por favor» cambiara su decisión o de lo contrario le diría a «todo el mundo que él era de los suyos».

Un implicado más

De acuerdo a declaraciones de funcionarios de la policía científica, trascendió que además de los tres involucrados en el crimen, existe un cuarto cómplice, quien se presume haya sido el encargado de facilitar el arma con que fue fulminado el profesional petrolero.

El domicilio del cuarto implicado, de quien se desconoce su identificación, fue allanado por los cuerpos de seguridad competentes. Fue en dicho operativo que se reveló su complicidad.

Osamenta

Los restos del superintendente Bastidas, fueron hallados el pasado martes en horas de la tarde en una zona rural, situada en el sector Puerto Escondido del municipio Santa Rita en la Costa Oriental del Lago, tras permanecer enterrados durante poco más de dos meses.

La osamenta está siendo  sometida al proceso de odontología policial y a estudios antropológicos a cargo del CICPC, subdelegación Caracas.

Hasta el cierre de esta edición se desconocía el paradero de los cuatro cómplices de Fernandez, quien ya se encuentra privado de libertad a espera de ser enjuiciado.

Comente