Los criminales huyeron tras ser descubiertos

Asesinaron a un obrero de una pedrada dentro de una finca

san carlos
28 de marzo, 2018 - 1:02 pm
Greily Nuñez/ [email protected]

Compañeros del obrero encontraron el cuerpo ensangrentado y tirado en medio de la maleza

Foto: Referencial 

Jesús Enrique Losada – William José Salas Acuña, de 33 años, se disponía a realizar sus labores dentro de la finca San Carlos, ubica en el sector El Diluvio, carretera Vía a la Sierra, parroquia José Ramón Yépez, cerca de la 1:00 de la tarde de ayer, cuando dos tipos fuertemente armados ingresaron sigilosamente a la mencionada granja para cometer sus fechorías.

Salas, al presenciar a los dos antisociales, decidió avisarles a sus compañeros  pero una piedra que le asestaron los maleantes en la cabeza lo dejó tirado y agonizando en medio de la maleza, afirmaron trabajadores del lugar.

Los malhechores al avistar la turba  de empleados que se les venía encima, huyeron del lugar.

En medio de la  trágica escena, decidieron trasladar al agraviado a un centro asistencial cercano, donde falleció minutos después de su ingreso.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), se apersonaron hasta el lugar para realizar el levantamiento del cadáver, siendo trasladado a la medicatura forense de Maracaibo.

Uniformados del CICPC, precisaron que el perecido no presentaba rasgos de proyectiles ni heridas por arma blanca en su cuerpo, por lo que dedujeron fue por un objeto contundente en la cabeza.

Deudos del occiso, consternados por el terrible hecho, comentaron que su pariente no tenía problemas con nadie. Solo se limitaba a dirigirse a su trabajo y de ahí retornaba a su vivienda.

Su pareja le exige a los cuerpos policiales que den con los autores intelectuales de este cruel asesinato.

Vecinos cansados

Moradores de la zona precisaron que cotidianamente suceden casos similares en la región. Exigen a las autoridades mayor vigilancia y patrullaje, puesto que algunos comando de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), que se encuentran cerca de las adyacencias, solo se limitan a estar «en sus puntos de control sin hacer patrullaje».

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente