Otros casos de tránsitos similares transcurrieron la mañana de ayer en distintas zonas de Maracaibo

Amanecer sangriento: Un muerto y dos heridos tras choque en La Trinidad

14aaaa
19 de noviembre, 2017 - 5:46 pm
Dayana Espitia / [email protected]

La víctima fatal y los heridos venían de disfrutar del amanecer gaitero y terminaron estrellándose. La imprudencia cobró fuerza

Foto: Cortesía

Maracaibo — Las primeras víctimas, tras el amanecer de feria trascendieron ayer en horas de la mañana. Tres amigos venían festejando presuntamente ebrios, dentro de un vehículo Kía Picanto, color celeste, placa AH1861G, que manejaba el conductor  a toda velocidad en pleno aguacero que sacudió a la ciudad.

El chofer perdió el control del carro y el trío terminó estrellándose contra un pilar, diagonal al club de INAVI, en la urbanización La Trinidad, al norte de Maracaibo.

Los tripulantes identificados como Johann Oswaldo de Jesús Rivas Sánchez, de 22 años de edad, junto a sus dos amigos, los hermanos Iván Soler y Gabriel Soler, quedaron incrustados dentro del amasijo de hierro.

Se conoció que Rivas, quien fue la víctima fatal de este siniestro, era el dueño del vehículo e iba durmiendo en el puesto del copiloto.  Quedó muerto al momento del impacto,

Los hermanos Soler fueron trasladados hasta  el hospital Clínico por funcionarios del Cuerpo de Bomberos de Maracaibo, quienes llegaron al lugar del accidente minutos después.

Se pudo conocer que el estado de salud de los dos era crítico. Se debatían entre la vida y la muerte.

El cuerpo de Rivas fue  trasladado por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) hasta la medicatura forense de LUZ.

Rivas  era nacido en San Cristóbal y estaba residenciado en Maracaibo. Estudiaba el sexto semestre de veterinaria en LUZ. Era casado y dejó un hijo de dos años.

Locos al volante

El amanecer sangriento transcendió en varias partes de Maracaibo. Varios accidentes de tránsito se registraron la madrugada de ayer.

En la C-1  en las cercanías del antiguo distribuidor del IMAU, un Chevrolet, modelo Malibú de la ruta Cabimas – Maracaibo, chocó contra un Mazda, color gris metalizado, modelo 3 y  un Aveo, los cuales quedaron destrozado. Los conductores de dichos vehículos  presuntamente venían bebidos.

Mientras que otro caso similar ocurrió en la C2, cerca del elevado El Caujuarito. Allí,  un sujeto que conducía una Grand Cherokee, chocó contra una isla, estrellándose contra dos árboles. En el conjunto residencial Gallo Verde, edificio B2, otro  vehículo chocó contra el portón de la residencia, el conductor se encontraba en estado de ebriedad.

En estos casos no hubo muertos, pero los conductores resultaron heridos.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente