«¡Te lo voy a traer muerto!», exclamó uno de los asesinos

Advirtieron a la madre de su muerte y a la hora lo ajusticiaron

Ajusticiaron
23 de julio, 2017 - 7:43 pm
Mayerlin Barboza / [email protected]

La progenitora comentó que su hijo estaba comprando droga al momento en que lo asesinaron. Residía en el sector Simón Bolívar de El Moján

Foto: Referencial

 Mara — «Si él no va a la casa de Luis Villalobos lo busco para matarlo». Estas fueron las palabras que a las 9:00 de la noche del viernes, un «gatillero» le dijo a Adriana Sulbarán, amenazándola con asesinar a su hijo Darwin Franklin Sulbarán Sulbarán, de 36 años.

«Si tenéis los cojones de enfrentarte con un hombre yo te lo busco», fue lo que la madre respondió, al tiempo que el sicario exclamó «¡te lo voy a traer muerto!».

Esta discusión fue la que antecedió al asesinato de Darwin, quien fue emboscado en el sector El Progreso de El Moján, por un grupo de al menos cuatro sujetos armados, quienes le propinaron una severa golpiza y un impacto de bala en el centro de su pecho.

Luego de eso, los  homicidas huyeron del sitio, dejando a su víctima malherida  y agonizando sobre la trilla.

El hallazgo

El asesinato ocurrió cerca de las 10:00 de la noche y causó conmoción en los residentes del referido sector.

El rumor de lo ocurrido corrió como pólvora en la zona y llegó a oídos de familiares, quienes de inmediato fueron hasta el lugar y tras ver el cuerpo moribundo de su consanguíneo, lo levantaron y llevaron al hospital de El Moján y de allí remitido de urgencia al Hospital General del Sur, en Maracaibo,  donde ingresó sin vida.

Luego de eso dieron aviso a la madre, quien de inmediato señaló a quienes la habían amenazado y certificó que la advertencia del hombre, a quien describió como «doble, blanco y de cara redonda», cumplió con lo que había dicho.

Por una «culebra»

La madre informó que cuando su hijo fue asesinado, él estaba por el sitio «comprando droga, porque estaba adicto».

Por tanto se presume que el móvil del crimen apunte a un ajuste de cuentas, por una falla en el cuadre de la compra y venta de la sustancia estupefaciente.

Sin embargo, la policía científica investiga el hecho.

La víctima deja dos hijos y era el menor de cuatro hermanos.

Residía en la avenida 6, sector Simón Bolívar.

Palabras clave
, ,

Comente