Así de sencillo

¡5 pasos para construir tu marca personal!

Marcar-Personal-Internet-768x512
21 de septiembre, 2017 - 10:20 am
Joiner Villasmil Pasante UNICA/webquepasa.com.ve

Trabajar en la marca personal es esencial para proyectarte. Es una forma de mostrar tu imagen a los demás. Con esmero, podrás construirla

Foto: Cortesía

En la actualidad, una marca personal se ha convertido en una estrategia. Se basa en la percepción de una audiencia hacia una persona en específico. El objetivo principal de trabajar en la marca personal o Branding, es generar valor para los demás así como para uno mismo.

Construir el Branding se ha convertido en una necesidad y llevarlo a cabo es sencillo, sólo se necesita de un poco de dedicación y un minucioso trabajo. De esta manera, se inicia con un proceso que proyectará tu imagen y te ayudará a conseguir oportunidades.

Trabajar en el Branding es esencial, porque a través de él se muestra lo más destacado y hermoso de las virtudes del ser humano. Claro está. Si se trabaja como es debido.

¿Cómo hago para construir mi marca personal?

Es muy sencillo. La construcción de tu Branding se realizará si cumples con los siguientes 5 pasos.

Define tus Valores

Cuando te conoces bien y llegas a definir tus valores, cumples el primer paso para empezar a edificar tu marca personal. Por ejemplo, si identificas que tus valores primordiales son el respeto, la responsabilidad y el éxito, puedes memorizarlos para tenerlos siempre presentes y poder promover tu imagen partiendo de esos tres valores. Puedes guardar tan sólo sus iniciales. Por ejemplo: RRE, así podrás recordarlos mejor.

Pon a tu favor las redes sociales

En un mundo tan globalizado como la Tierra, donde todos se mantienen interconectados a través de la tecnología, las redes sociales (RRSS) se convierten en canales de difusión de contenido. Además, existe interactividad y los usuarios que ingresan a las distintas redes sociales pueden opinar libremente. Puedes empezar a utilizar Twitter, Facebook o Instagram. Todo depende de las personas a las que quieres llegar.

Puedes probar con una sesión fotográfica de buena calidad para tener fotos de perfil llamativas. Juega con las portadas en Facebook y Twitter. A las personas les gusta que les cuenten historias, así que contar las tuyas no tiene nada de malo, a los demás les interesa y es la mejor forma de venderte.

Puedes contarles a tus amigos en Facebook lo bien que la pasaste en la playa y añadir una anécdota útil que tenga una carga informativa, opinativa o educativa. Cosas como esas afectarán a tus seguidores positivamente, mejorarás tu Branding y aumentarás la cantidad de seguidores.

Identifica tus habilidades y virtudes

Es importante que tengas la autoestima alta. En este sentido, debes proceder a identificar tus habilidades y virtudes más llamativas. Esos detalles físicos e intelectuales o actitudinales que te hacen diferente a la mayoría o que a pesar que muchos los tengan, tú eres uno de los mejores en hacerlo.

Por ejemplo: Si estudias periodismo, puedes especializarte en un área y embarrar tu imagen con esa especialización. Si estudias periodismo audiovisual y tu pasión es la televisión, eso te diferenciará de aquellos periodistas que estudian a los medios impresos o a los medios digitales.

Ahora bien, si eres hombre y tienes un aspecto masculino, con una barba marcada, facciones atractivas y una voz grave ¡Aprovecha eso a tu favor! Si no eres ese hombre, pero sólo tienes una voz bonita, haz que esa voz sea tu fuerte y no importará lo demás.

Pregúntate ¿Qué sé hacer? Si no sabes hacer mucho, aprende. En 24 horas se aprende bastante.

Valida que “sabes hacer” muy bien, lo que dices que “sabes hacer”

Las comillas en el titulillo es la típica señal de comillas con los dedos. Volvamos al ejemplo anterior. Si eres un periodista audiovisual y dices ser muy bueno, debes demostrarlo con hechos. Las palabras se las puede llevar un soplo.

Puedes venderte como un periodista audiovisual de los mejores en tu campo gracias al trabajo que puedas mostrar. Lo puedes hacer a través de las RRSS y en tu día a día en los heterogéneos grupos sociales en los que te desenvuelvas.

Fortalece lo que ya has construido

Todo lo que hagas debe tener una continuidad en el tiempo. No nacemos para ser grises y quedar en el olvido. Nacemos con un propósito y ese propósito lo debes construir tú. El camino es difícil pero en medio de él, eres el único capaz de conocer nuevos lugares a través de ese camino, y de esta manera volvernos mejores personas.

Hay que darle continuidad a lo realizado y aprender algo nuevo que nos ayude a ir escalando hacia un nuevo éxito.

 

Comente