Usuarios rechazan la violencia

Supervisor denuncia irregularidades en Metromara

B
27 de junio, 2017 - 9:20 am
Elienne Contreras / [email protected]

Trabajadores del Metro de Maracaibo y usuarios del servicio rechazaron las acciones violentas el pasado viernes 23 de junio

Foto: Elienne Contreras

Maracaibo Roberto Boscán, supervisor de estación del sistema Bus Metromara, visitó QUÉ PASA este lunes para denunciar que «el sindicato de trabajadores Sibtrametromara discute actualmente la segunda convención colectiva, sin embargo, la primera fue homologada la semana pasada sin revisar las pautas ni hacer análisis económico, considerando la inflación».

Precisó que «las cláusulas establecen un 17% de aumento para el salario de los trabajadores dos veces al año, una el 1° de enero y otra el 1° de julio».

En este sentido, Boscán hizo una comparación de los aumentos salariales decretados por el presidente Nicolás Maduro en 2017 y que se sitúan en 110%, y  sentenció que «un 17% no es suficiente». Denunció también que «el sindicato actual, cuya presidencia ostenta Adrián Barrios, no pasó por procesos legales. Realizaron elección autónoma que no figura en la Ley del Trabajo. Este proceso no estuvo respaldado por el CNE», aseveró.

Lea también: Encapuchados atacaron estación Urdaneta del Metro de Maracaibo (+Fotos)

Informó además que «no hemos recibido repuestos para las unidades de Metromara y el mantenimiento a las unidades es bajo».

Aunado a esto, destacó que «la deuda del retroactivo correspondiente al aumento salarial de 20% en marzo y 30% en mayo de 2016 fue cancelada en mayo de 2017, pero no con los montos  correspondientes».

Ataques al servicio

Trabajadores del Metro de Maracaibo y usuarios del servicio rechazaron las acciones violentas el pasado viernes 23 de junio.

Carlos Ríos, operador del BTR 710 (que fue quemado en la avenida La Limpia que manejaba el pasado viernes 23 de junio), aseguró que dos grupos de choque los interceptaron: «Primero nos llegaron como 15 sujetos cerca de la entrada del cementerio Corazón de Jesús, rodearon el bus y lanzaban piedras al parabrisas y rociaban gasolina. Traté de maniobrar para escapar, pero otro grupo nos esperaba en el distribuidor Humberto Fernández Morán», dijo.

Joelvis Valero, usuario que viajaba en la unidad, agregó que «vivimos minutos de pánico, estrés y terror cuando los encapuchados comenzaron a golpear con piedras, tubos y chopos.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente