La madre del niño afectado insiste en que hay encubrimiento del hecho

Denuncian «negligencia» en el preescolar Gral. Francisco Linares Alcántara

PLAN - 060717 - DENUNCIA NEGLIGENCIA - E CONTRERAS (1)
7 de julio, 2017 - 12:22 pm
Elienne Contreras / [email protected]

Familiares del pequeño aseguran que llevarán el caso a todas las instancias hasta recibir una respuesta acorde a lo sucedido

Foto: Elienne Contreras

Maracaibo- Una madre alarmada visitó este rotativo para denunciar negligencia por parte de la Guardería Preescolar Francisco Linares Alcántara (privada), ubicada en el sector Sabaneta, Barrio Andrés Eloy Blanco calle 99ª.

Claudia Montiel, con pruebas en mano, contó que el pasado jueves 22 de junio recibió una llamada de Rosalinda Chacín Delgado –directora del plantel– informándole que su hijo Miguel Mayorga (de un año de edad) presentaba reacción alérgica a un medicamento presuntamente administrado al niño luego de una supuesta caída.

Montiel relató que al llegar a la institución fue recibida por la directora quien detalló que las docentes había untado Traumaplant (analgésico, antiinflamatorio) a Miguel «y le había caído mal», lo cual extrañó a la progenitora pues no se le consultó y además comentó que otras oportunidades ella ya había administrado el medicamento al niño sin ocasionar efectos secundarios.

Al verlo, precisó que Miguel estaba acostado en una colchoneta sin sábanas y presentaba un golpe en la cabeza y numerosas lesiones en la espalda. Preocupada inmediatamente llevó al niño a una clínica y allí un pediatra (Dr. Benito López) determinó en un informe, que mostró a nuestro equipo, que el paciente presentaba «traumatismo en la región frontal y ocho lesiones en la espalda por mordeduras».

Ante el alarmante resultado, Montiel acudió ese mismo día al Ministerio Público a denunciar el caso y al día siguiente (23 de junio) visitó el Consejo Municipal de derecho en Maracaibo donde fue citada Rosalinda Chacín junto a Eddy Beatriz Delgado, Lisoleth Chiquinquirá Olano y Paula Alejandra Fereira (docentes del preescolar) quienes declararon: «No sabemos explicar qué le pasó al niño».

El Consejo resolvió ordenar a Chacín (la directora) «informar oportunamente a padres y representantes en caso de vulneración al derecho de integridad personal» y «evitar aplicar medicamentos, unciones o ungüentos» y las docentes «mayor supervisión de niños a su cuidado».

Sin embargo, la progenitora manifestó que seguirá con el caso hasta que se penalice a la guardería porque señaló que su hijo pudo haber muerto en el irresponsable descuido de las docentes encargadas. «Hay muchos padres como yo que confían en que sus hijos estarán en manos de profesionales y no que exponen sus vidas en estos lugares», sentenció.

 

 

Comente