Presos se hartaron en el retén de San Carlos

1499_24 (2)
20 de enero, 2015 - 2:28 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Sur del Lago — Una batalla campal libraron policías y presos del retén San Carlos del municipio Colón, dado que los reclusos querían tomar el control del recinto a como dé lugar.

Quema de colchones, ataques a barrotes con sendas porras y hasta intenciones de asesinar a pranes de pabellones «adversos», se vivieron durante tres maratónicas horas. Por suerte solo hubo un herido por arma de fuego. Está estable.

Y es que desde las 10:30 de la noche de este domingo, se registró un motín por parte de los internos del pabellón B, quienes destrozaron una puerta de máxima seguridad a punta de porrazos, con intenciones de «apoderarse» del pasillo e ingresar al pabellón A.

Una vez dentro, la «orden» era dar de baja a pranes del pabellón adverso. Por suerte la fuerza de seguridad evitó una masacre.

Fue alrededor de la 1:00 de la mañana de este lunes cuando funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (CPBEZ) lograron tomar control del retén rociando gases lacrimógenos y lanzando tiros de perdigón.

Manuel Esteban Montes Ortiz, de 19 años, quien fue rescatado por la policía y atendido por los bomberos, fue el único herido con balas en ambos pies. Fue atendido en la emergencia del Hospital General Santa Bárbara.

La situación ameritó la presencia de Jorge Gutiérrez, subsecretario de Seguridad y Orden Público en Zulia, quien indicó: «Se determinó que todo obedeció a causa de rivalidades y se han comprometido a mantener el comportamiento y resarcir los daños materiales. Aquí reina la calma».

Dijo que el Ministerio Público está al tanto de la situación para que los hechos no incidan en la seguridad del colectivo.

Están hacinados

El general Gutiérrez indicó que las condiciones de hacinamiento están en estudio pues es una realidad en toda la región. Solo en el estado Zulia recientemente se efectuó un traslado masivo de 170 reos hacia las cárceles del interior del país.

En el municipio Colón albergan 227 reclusos, de los cuales 200 comparten tres pabellones, mientras que 27 mujeres pagan condena o esperan sentencia en un área particular.

Mónica Borrego, directora del retén policial San Carlos, espera que 95 penados sean trasladados cuanto antes a otras cárceles, situación que inquieta a los internos.

Fotos: Edwin Urdaneta

Comente