Niños intercambiados ya están con sus madres

qpplaceholder
14 de diciembre, 2013 - 5:16 pm
Redacción Diario Qué Pasa

La familia de Antonia Ospino, de 16 años, una de las madres de las criaturas intercambiadas el pasado miércoles en el Hospital Materno Infantil Dr. Rafael Belloso Chacín, del municipio San Francisco, no quiere  recordar el lamentable episodio que trajo el «error involuntario» del personal de enfermería de dicho centro asistencial.

Luego del operativo de búsqueda iniciado el jueves en horas de la tarde hasta el kilómetro 46, sector El Carmen, de la vía hacia Machiques, donde se encontraba Antonia con su esposo Francisco González y sus allegados, consintiendo a quien hasta ese momento consideraban el nuevo integrante, fueron sorprendidos por funcionarios policiales del Cicpc y personal del hospital, quienes les explicaron que habían intercambiado a los bebés.

Sin dinero y como estaban vestidos, la familia de la criatura, aún confundida y sin creer lo que había sucedido, se trasladaron hacía el materno para corroborar la hipótesis y exigir respuesta por el daño. El director del hospital, Felipe Linares dispuso una habitación para las dos madres.

Ayer, funcionarios del Cicpc estuvieron en el hospital para recolectar la información, copias de los registros de entrada y salida, revisión de las boletas y la citación de testigos.

Uno de los funcionarios del cuerpo detectivesco reforzó la  teoría del «error involuntario», por lo que hasta los momentos no se habla de detención o de sanciones.

Entretanto, Antonia y Luz Mary Martínez, de 24 años, nombre de la otra madre afectada fueron trasladadas por una comisión a la subdelegación del Cicpc para hacer las entrevistas de rigor.

Pasadas las 4:00 de la tarde de ayer, las mujeres recuperaron a sus hijos, sin necesidad de hacer la prueba de ADN, pues ambas reconocieron que las criaturas sí eran suyas.

Por su parte, el director Linares asumió el error del personal de enfermería, y aseguró que se reforzarán los controles y verificación de los datos de los alumbramientos, sus madres y los pequeños para evitar incidentes de esta naturaleza.

Comente