A los ocho que no accionaron sus armas

Liberan a involucrados en el asesinato de Karen Berendique

Karen Berendique is seen in this undated handout photo provided by her friend to Reuters on March 17, 2012. Karen Berendique was shot dead while driving on Friday, her father Fernando Berendique, Head of Mission at the Chilean Consulate in Maracaibo, said. REUTERS/Handout (VENEZUELA - Tags: CRIME LAW) FOR EDITORIAL USE ONLY. NOT FOR SALE FOR MARKETING OR ADVERTISING CAMPAIGNS. THIS IMAGE HAS BEEN SUPPLIED BY A THIRD PARTY. IT IS DISTRIBUTED, EXACTLY AS RECEIVED BY REUTERS, AS A SERVICE TO CLIENTS
6 de agosto, 2016 - 8:21 am
Wilson Alvarado / Pasante LUZ

Ocho de los 12 exfuncionarios del CICPC-Zulia, presuntamente implicados en la muerte de Karen Berendique (19), hija del cónsul de Chile en Maracaibo, Fernando Berendique Benavente, fueron dejados en libertad el pasado jueves. Así lo conoció QUÉ PASA a través de la expareja de uno de los involucrados en el hecho. Al parecer los liberados son los funcionarios a los cuales no se les comprobó haber accionado sus armas de fuego, la noche del 16 de marzo del 2012, en el barrio Teotiste de Gallegos

Foto: Archivo

Maracaibo — Luego de cuatro años y cuatro meses del vil asesinato de Karen Berendique, de 19 años para ese entonces, hija del cónsul de Chile en Maracaibo, Fernando Berendique Benavente, ayer se conoció que se encuentran en libertad, desde el pasado jueves, ocho de los 12 investigados por este lamentable hecho.

Así lo informó una fuente del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) cercana a la alarmante y tropezada investigación que ha perdurado con el transcurrir del tiempo.

El equipo reporteril de QUÉ PASA corroboró la liberación de los exfuncionarios con Marisabel Pérez, expareja sentimental de Engelberth González, uno de los investigados, que según versión de Pérez hoy goza de plena libertad.

«Engelberth está libre desde el pasado jueves junto a sus siete compañeros. Ellos no dispararon y por eso están libres. Aunque ya no convivo con él, siempre he estado al pendiente de su pronta liberación, y hoy se ha hecho realidad», manifestó Pérez.

El resto de los liberados, según su versión, y como lo reseñó de manera exclusiva QUÉ PASA mediante investigación de campo con entrevistas a fuentes vivas ligadas al caso, y que fue publicado el 6 de julio de 2014 por este rotativo, son los funcionarios que no dispararon sus armas de reglamento aquella noche que enlutó a la familia Berendique, y que puso tras las rejas a los funcionarios que desde el jueves se encuentran respirando el aire del mundo exterior.

En libertad

Los exfuncionarios liberados son: ex subcomisario Oswaldo Mendoza, exinspector Jedumar Alfaro, los ex subinspectores Jesús Puerta, Engelberth González, Osmel Galea y José Vega; el exdetective Julio José Sierra; y el exagente Zallad Colmenares, quienes estuvieron recluidos en el Centro de Detenciones Preventivas El Marite, hasta que tras una ardua y dura lucha, que según denunció el cónsul Berendique tuvo trabas para conseguir el traslado de los procesados hasta su encarcelación en Caracas, donde esperarían el proceso judicial.

Por otro lado, el equipo reporteril de QUÉ PASA, consultó las liberaciones de estos exoficiales al comisario Darwin Linares, jefe del CICPC-Zulia, quien manifestó no tener información al respecto.
«Aún no tengo información sobre la liberación de estos exfuncionarios que fueron investigados por ese caso», refirió.

El resonado caso

Recordemos que la noche del viernes 16 de marzo del 2012, las balas de diferentes armamentos pertenecientes al CICPC, retumbaron en Teostiste de Gallegos; barriada por donde transitaba Karen, junto a su hermano Fernando Berendique, de 28 años de edad para ese entonces, a bordo de una camioneta Chevrolet, con destino a una celebración de cumpleaños, a la cual el cónsul no pudo llevar a sus hijos por motivos de trabajo.

En medio de la alegría y tras planificar pasar una noche amena, los hermanos cortaron camino y entraron a la referida barriada por la avenida 8 con calle Nelson Reyes, sin saber que serían sus últimas platicas y el recorrido que llevaría a Karen a la muerte. En el transcurrir los hermanos fueron sorprendidos o «asaltados» por los funcionarios del CICPC con armas cortas en manos, quienes según sus declaraciones tenían una alcabala policial, le dieron la voz de alto a los hermanos y éstos al no detenerse decidieron disparar; acción que fue considerada como un acto delincuencial por los fiscales del caso.

Ante la agresión Fernando tomó la decisión de acelerar su camioneta. Pensó que los iban a secuestrar, debido a que los agentes no se identificaron; Fernando recordó que solo una insignia con el logo del CICPC avistó cuando lo persiguieron en una camioneta Hilux.

En esa persecución las balas no se detuvieron, y tres proyectiles acabaron de manera instantánea con la vida de Karen. Una de las balas atravesó su nuca. Fue trasladada a varios centros asistenciales, pero no pudo ser atendida, finalmente la llevaron a la clínica D′Empaire, donde llegó sin vida.

Imputados

Por este hecho el Ministerio Público (MP) logró privativa de libertad para los 12 implicados, el 19 de marzo de 2012. Hoy ocho de ellos respiran la libertad, mientras otros cuatro identificados como Gefferson Villalobos, Dinolkys Reyes, Fernando Urdaneta y Luis Bohorquez, se encuentran tras las rejas. Según el mismo CICPC, mediante el informe 41.936-12 del Consejo Disciplinario de la Región Occidental de este organismo determinaron que la bala que causó la muerte pertenecía a la pistola marca Glock, modelo 17, serial EAG-090, asignada al agente Gefferson Villalobos.
Hasta los momentos el MP no se ha pronunciado por estas liberaciones y sobre el destino de los otros detenidos.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente