Capturados dos de los homicidas del funcionario del Cpbez

1110_Tmb (12)
11 de diciembre, 2013 - 1:48 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Yulibeth Hernández

Maracaibo — Tras labores de inteligencia y patrullaje, uniformados del Cpbez lograron dar con el paradero de dos de los homicidas de su compañero de labores Rafael Antonio Cianetti Urdaneta (33), asesinado a las 4:00 de la tarde del lunes en la calle 77, de la avenida La Limpia mientras cumplía con su deber y trató de auxiliar a una dama que se encontraba sometida por cuatro antisociales dentro de su camioneta.

 

Los detenidos quedaron identificados como: Édgar Alexánder Luengo Finol (32), quien actuó como «mosca» y Jesús Enrique Ustariz Medina (28), quien actuó en calidad de «pegador» y le propinó los dos tiros al funcionario. Ambos fueron remitidos al Diep de Cuatricentenario.

La búsqueda de los otros dos implicados en el homicidio continuará    hasta dar con su paradero.

Corazones enlutados

Los ánimos y ganas de la familia Cianetti se encuentran cabizbajos, la irreparable pérdida ha dejado un vacío en sus corazones que se enlutaron ante la fatal noticia. Omar Cianetti, padre del efectivo policial describió a su hijo como «un hombre trabajador, servicial, buen hijo que siempre soñó con ser policía», llevaba once años de casado, residía en el barrio Puerto Rico en compañía de su esposa y sus dos hijas menores de edad, era el segundo de cuatro hermanos.

Gisela Leal, suegra del infortunado lamentó lo sucedido, «más que mi yerno era mi hijo, lo apreciaba demasiado, era tremendo ser humano y excelente padre y esposo».

Su cuerpo fue velado en la capilla Monte Sinaí, donde familiares y allegados le rindieron el último adiós antes de llevarlo a su última morada en una misa de cuerpo presente donde el director del Cpbez G/D Julio Yépez Castro lo ascendió post mórtem al rango de supervisor.

El sepelio del oficial se realizará a las 10:00 de la mañana de hoy en el cementerio San Sebastián.

Reestructurando el hecho

Como se recordará, a las 7:00 de la noche del lunes, el oficial-jefe Cianetti cumpliendo su deber con el patrullaje a pie dentro del mercado Periférico, en donde estaba asignado hace poco más de cinco años de los diez que llevaba en la institución, avistó la actitud nerviosa de una dama que se subió a su camioneta Ford Explorer.

«Le tocó el vidrio para asegurarse que todo estaba bien, la señora le respondió que sí, pero él le captó la seña y cuando se echó hacia atrás para desenfundar su arma y pedir apoyo por la radio uno de los cuatro antisociales que se encontraban dentro de la camioneta le disparó dos veces», narraron sus compañeros de labores Efred Cantillo y Horacio Barboza, quienes lamentaron lo sucedido y colmaron de elogios al infortunado. «Era excelente compañero, servicial, amante de su oficio y preocupado por todos nosotros».

Comente