A calabozos de Polisur enfermeras y milicianas juzgadas por rapto de bebés

1105_22a Foto Dabelis Delgado copy
6 de diciembre, 2013 - 4:20 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Dabelis Delgado

Maracaibo — Cerca de las 8:00 de la noche los abogados defensores de Nereida Torres y Claudina Salas, salieron del Tribunal Judicial, ubicado en el casco central, para informar a familiares y amigos que el juez Francisco López decidió que las dos enfermeras y las milicianas imputadas por el rapto de tres bebés en el Hospital Chiquinquirá continuaban privadas de libertad y serían trasladas nuevamente como sitio de reclusión a los calabozos de la Policía del Municipio San Francisco (Polisur).

Uno de los abogados defensores indicó que dicha detención tiene un plazo de 45 días para realizar las distintas investigaciones pertinentes del caso. El abogado alegó que no existe causal hasta el momento que vincule a las enfermeras en el rapto de los neonatos.

Allanaron viviendas

Este miércoles a las 10:00 de la noche, luego de efectuarse la primera audiencia en Tribunales y en medio del traslado nuevamente a la sede de Polisur, fue allanada la vivienda de Claudina Salas, ubicada en el barrio La Chinita, sector Haticos por arriba; mientras que el pasado martes allanaron la vivienda de una de las milicianas.
Inés Tudares, hermana de Claudina, indicó que: «Tres hombres y tres mujeres pertenecientes al Servicio de Inteligencia Nacional Bolivariano violentaron unos candados de la vivienda y de forma respetuosa ingresaron a cada una de las habitaciones llevándose consigo un teléfono celular de mi propiedad», explicó Tudares.

Más temprano

El gremio de enfermeros se mantiene desde el miércoles a las afueras de los Tribunales, en apoyo a sus compañeras privadas de libertad, Nereida Torres y Claudina Salas.

Este jueves a las 10:30 a.m., se presentaron por segunda vez las cuatro detenidas, incluyendo las milicianas, Isnelda Martínez y María Castellanos.

Amigos y familiares realizaron una misa simbólica, en medio de oraciones, pancartas y banderas esperaban noticias alentadoras sobre el destino de las aprehendidas.

A las 12:30 p.m. las cuatro mujeres fueron bajadas al calabozo de la sede judicial para que sus parientes les suministraran alimentos y enseres para uso personal.

Dos horas más tarde se reanudó la audiencia en la que las mujeres reafirmaron que no fueron cómplices de Luz Dery Otero Sandoval (37), en el hecho delictivo contra los infantes.

Neonatos en observación médica

Tras la conmoción de su secuestro, los niños Sebastián Andrés Mauri, Cielimar Vílchez y Esneider Santiago Gómez, están bajo observación médica en el Hospital Universitario de Maracaibo (HUM), donde permanecerán durante las próximas 48 horas, o hasta que los exámenes médicos indiquen un estado de salud óptimo de los neonatos.

Comente