Un «páncreas artificiall» para diabéticos asocia insulina y teléfonos móviles

1987_t1
13 de junio, 2016 - 2:30 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

El teléfono podrá también transmitir de forma permanente los datos del paciente a un centro de telemedicina

Un «páncreas artificial» probado en nueve hospitales de Francia que inyecta en tiempo real la dosis adecuada de insulina calculada gracias a un teléfono móvil podría cambiar la vida de los diabéticos.

El sistema, llamado Diabeloop, asocia tres aparatos unidos entre ellos por Bluetooth: una bomba de insulina y un sensor de glicemia colocados bajo la piel —ambos ya son utilizados por millones de enfermos de todo el mundo— y un teléfono Android con una aplicación específica que usa un complejo algoritmo.

El teléfono podrá también transmitir de forma permanente los datos del paciente a un centro de telemedicina.

Con este sistema, los diabéticos de tipo 1 (insulinodependientes) ya no tendrán que hacer difíciles cálculos para determinar su dosis de insulina, que varía mucho en función de las comidas, del stress, o de las horas del día.

También permitirá evitar episodios de hipo o de hiperglicemia, es decir falta o exceso de azúcar en la sangre.

El programa está basado en un algoritmo «hipercomplejo de 13 ecuaciones con 13 incógnitas» explica Sylvain Rousson, uno de los ingenieros que lo desarrolló. «La idea es calcular de forma permanente y anticipada el índice de sangre que el paciente tendrá dentro de dos horas, para determinar qué cantidad de insulina necesita de inmediato», añade.

El programa es además capaz de aportar por sí mismo mejoras en sus funciones, afinando sus cálculos para adaptarse más al paciente y lograr así un resultado mejor.

Comente