La carrera por liderar la banca digital

qpplaceholder
8 de junio, 2015 - 12:36 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

La sostenibilidad llega a las entidades de la mano del cambio hacia la era tecnológica y motivado por los nuevos servicios financieros que comienzan a ofrecer gigantes de internet como Apple o Facebook

Desde hace unos años, es tan común que los clientes hagan transferencias y paguen recibos desde el móvil como la disminución de las colas en las oficinas bancarias. Estamos inmersos en un proceso de transformación de la banca hacia el mundo digital que ha alcanzado su máximo nivel este año, cuando varios de las grandes empresas de internet han comenzado a ofrecer servicios financieros a sus usuarios.

Además, la reciente decisión de BBVA de reestructurar la compañía e iniciar una nueva etapa en la que el mundo digital sea la prioridad ha hecho cambiar el panorama español de las finanzas online drásticamente. Aunque cada día más empresas se van sumando a los llamados ‘gigantes de internet’, el abanico se puede llegar a sintetizar en cuatro multinacionales con presencia en España: Apple, Amazon, Google y Facebook.

Apple ofrece desde octubre un servicio que permite pagar con el iPhone, iPad e incluso con Apple Watch
La empresa estadounidense de la manzana ofrece desde octubre Apple Pay, un servicio que permite pagar con el iPhone, iPad y Apple Watch. Aunque por ahora este servicio solo está disponible en Estados Unidos, llegará a más de 200 millones de usuarios en el mundo. Google, por su parte, ofrece un único servicio de pago online a través del móvil, Google Wallet. En Europa solo sirve para comprar ‘apps’, pero en un futuro permitirá realizar operaciones de envío y recepción de dinero “de forma segura” a través de Gmail.

Por otro lado, Facebook ya está probando en EE UU un servicio gratuito que permitirá el envío de dinero entre sus usuarios y comprar productos que aparecen directamente en el tablón de los internautas o en páginas de Facebook. Uno de los pocos que aún no tiene en mente ningún proyecto de este tipo, pese a lo que la mayoría piensa, es Amazon. Desde la compañía aseguran que, “aunque se escribe mucho sobre los servicios financieros de Amazon, la empresa no ofrece ninguno por ahora”.

Todas estas novedades suponen para los bancos la necesidad de agilizar el paso para entrar en este mundo digital de las finanzas. Encabeza el ranking el BBVA, que desde hace años lleva a cabo la conversión hacia el mundo online, lo que ha desembocado en el cambio radical de su estructura “para acelerar la transformación digital” y que ésta sea “la prioridad estratégica del grupo”, dice la entidad. La transformación está motivada “por el nuevo contexto disruptivo marcado por nuevas demandas de los clientes, competidores del ámbito digital y nuevos modelos de negocio”.

Falta de credibilidad

Así, el BBVA acaba de anunciar la compra del estudio de diseño californiano Spring Studio, que le permitirá avanzar en este proceso de combinación de tecnología y diseño basado en la experiencia de usuario. “Los bancos tienen tres problemas”, explica Mario Yáñez, director de Soluciones de Banca de Tecnocom. Primero, su situación reputacional porque la crisis ha provocado una pérdida de credibilidad de los ciudadanos en los bancos.

A esto se le suma la aparición de la banca en la sombra o ‘shadow banking’, entidades que operan fuera de la supervisión del BCE y que ya manejan el 25% de los activos emitidos en Europa. Y, tercero, la aparición de nuevos jugadores en el tablero: los no bancarios como los gigantes de internet ya mencionados y las entidades financieras pequeñas, tipo ‘low cost’, que basan su actividad en pagos con el móvil.

“La gran diferencia entre estos nuevos jugadores y los bancos tradicionales es que éstos tienen retenidos a sus clientes con una vinculación compleja. En cambio, empresas como Apple y Google no tienen clientes, tienen creyentes”, asegura Yáñez. Su credibilidad por imagen de marca y la apetencia tecnológica hace que sus servicios financieros sean “muy bien recibidos”.

A dos velocidades

El experto en banca digital afirma que los nuevos jugadores pueden hacer daño a la banca en sus resultados económicos, ya que “el 25% de sus ingresos llega de los pagos y cobros”, la parte del pastel que los nuevos están ofreciendo a sus usuarios. Puede suponer pérdidas de “hasta el 8% en los beneficios brutos de las entidades”. El nuevo reto de los bancos es “aproximarse al ADN de los digitales, pero sin perder el peso de las entidades tradicionales”. Según Yáñez, los tres bancos que están liderando este proceso en nuestro país son el BBVA, el Banco Sabadell y La Caixa.

Ricardo Pérez, profesor de Sistemas de Información del Instituto de Empresa, destaca que las entidades deben trabajar a partir de ahora “a dos velocidades”. En su opinión, no deben descuidar los negocios tradicionales “porque es lo que genera sus ingresos y el músculo financiero con el que poder invertir en lo nuevo”. El cambio llega porque “los jóvenes prefieren proveedores que les den los servicios a menor precio, y les da igual si es su banco de siempre o una startup”. El experto se muestra cauto porque, aunque los grandes han empezado su transformación, “no se sabe en cuánto tiempo se convertirá en una realidad”.

Comente