Apple y Fitbit finiquitan su relación por causas de salud

qpplaceholder
11 de noviembre, 2014 - 2:26 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

Foto: Agencias

Fitbit, el primer fabricante de wearables a nivel mundial, ha sido fulminado de los canales de venta de Apple, tanto físicos como online, sin previo aviso.

Hasta esta semana Apple ofrecía en sus tiendas los dispositivos de Fitbit, como sucede con otras marcas como Jawbone o Philips, en la sección de deportes; sin embargo, de súbito y sin que ninguna de las partes implicadas haya querido explicarlo, ahora solo sus competidores permanecen en el escaparate de Apple. La app también ha sido eliminada de la sección Apps de salud.

Porque, aún sin información oficial, la ruptura entre Apple y unas de las startups más de moda en San Francisco es cosa de salud. Y es que es tendencia entre las grandes tecnológicas declarar interés por la salud de sus usuarios e incluso montar plataformas para conectarnos con el facultativo, y si de paso pueden rentabilizar nuestros datos médicos, pues mejor que mejor. Naturalmente, convencer a los fabricantes de que empleen tu servicio es parte crucial del proceso. Por eso extrañó la lentitud con la que Fitbit acometió la actualización de sus gadgets a HealthKit e iOS 8, sobre todo cuando sus competidores habían anunciado sus nuevas versiones hace semanas, de la que finalmente nada se ha sabido. Un divorcio de hechos consumados.

Apple y Fitbit siguen una política de hechos consumados: se separan en completo silencio
Uno de los motivos que más menciona la prensa internacional hace referencia a ese dicho del campo que asegura que, cuanto más grande es el huerto de uno, más fácil es que se lo pisen los demás. En esta línea Apple, tras su salto a los wearables con el iWatch, podría haber reconsiderado su relación comercial con Fitbit, concretamente de socio a rival. Más aún si se confirma que los próximos lanzamientos de Fitbit avanzan hacia el concepto de smartwatch. Más en concreto, los hipotéticos modelos Charge y Charge HR montarían una pantalla que ofrecería estadísticas en tiempo real, vía GPS sin móvil mediante, así como la hora y otras funcionalidades básicas.

¿Un nuevo Beats?

El episodio recuerda, por la cercanía cronológica, con el de Bose, cuyos cascos se vendían en la Apple Store hasta que se consumó la adquisición de Beats. En aquel caso el distanciamiento fue instantáneo, pero con Fitbit ha venido fraguándose a medida que sus objetivos confluían en la salud.

Así, Fitbit se convierte en uno de los primeros dispositivos en dar la espalda al HealthKit de Apple, al que ha abrazado su competencia en pleno. Por cierto, uno de los motivos aducidos por Fitbit para no estar en HealthKit es su “problema de compatibilidad con los dispositivos Android”.

Comente