Un adolescente detenido por el robo que causó la muerte de Jesbeliz

1635_23A
12 de junio, 2015 - 5:40 pm
Redacción Diario Qué Pasa

En la imagen, la casa donde ocurrió el crimen. «El Mono» asistió tanto al velorio como al entierro de la niña

Fotos: Endry Polo

El muchacho de 16 años le contó a los seis antisociales que el pnb había ganado 80 mil bolívares

Maracaibo —
Se conoció que en horas de la noche del pasado miércoles funcionarios policiales aprehendieron a un adolescente de 16 años de edad conocido como «El Mono», en el sector Las Amalias, por ser el autor intelectual del robo donde murió la niña Jesbeliz Méndez. «El Mono» vive a dos casas de donde ocurrió el suceso.

La detención estuvo a cargo de funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) de la División de Homicidios Zulia, en conjunto con oficiales de la Dirección de Inteligencia y Estrategias Preventivas (Diep) del Cuerpo de la Policía Bolivariana del Estado Zulia (CPBEZ).

Traición

Una fuente ligada a la investigación informó que alias «El Mono» sostenía una presunta relación extramarital con la hermana de Jesbeliz. Entre «confesiones de  almohadas» la hermana de Jesbeliz, tal vez sin saberlo, contribuyó a que su supuesto amante  planificara el robo donde falleció la menor. También se supo que el adolescente, al parecer, es amigo del funcionario policial, cuñado de la niña asesinada.

La fuente detalló que «El Mono» fue quien les pasó el dato a los seis hampones, de que el funcionario de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), cuñado de la occisa, había ganado la cantidad de 80 mil bolívares por medio de juegos de azar.

Asimismo, se conoció que el adolescente indicó que fue él quien planificó    —en solitario— el robo.

Cínico

Cabe destacar que «El Mono» acompañó a la familia tanto en el velorio como en el entierro de Jesbeliz, y se mostró «muy solidario» con la hermana de la niña, ya que en todo momento permaneció junto a la mujer.

De igual modo, la fuente policial señaló que tanto el autor material —sujeto que accionó el arma contra la menor— y los cinco cómplices en el robo se encuentran «plenamente identificados» y varias comisiones del CICPC están tras su pista.

El «tirador» utilizó un arma revólver y se encontraba «sumamente drogado» cuando cometió el crimen. Luego del suceso los sujetos huyeron del lugar a bordo de tres motocicletas, sin dinero y sin ningún objeto de valor. A nivel policial el crimen ya está resuelto solo falta que detengan a los demás implicados en el asesinato.

Comente