Se enfrentaron a tiros a los organismos de seguridad

Ultimados dos ladrones de carros en La Cañada

15 A
31 de enero, 2017 - 10:41 am
Madelein Faría / [email protected]

Habían despojado a un hombre de su vehículo. Ambos mantenían en zozobra a los cañaderos con el cobro de vacunas

Foto: Cortesía

San Francisco — Dos «robacarros», identificados como Luis Miguel Pérez y Omel Segundo Córdoba, de 17 años de edad, cayeron fulminados en medio de una disputa de balas, entre ellos y funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (CPBEZ), adscritos a la Dirección de Inteligencia y Estrategias Preventivas (Diep) y al Equipo de Respuesta Especial (ERE).

El hecho ocurrió en el sector La Plaza, parroquia La Concepción, municipio La Cañada de Urdaneta, la tarde de este lunes.

Los antisociales viajaban a bordo de una camioneta Ford Lariat, color plateado y vinotinto, la cual era un objeto proveniente del delito de robo.
Agentes del mencionado cuerpo de seguridad, escucharon por la central de comunicaciones que efectivos pertenecientes al Centro de Coordinación Policial La Cañada de Urdaneta, solicitaban apoyo en el seguimiento de un vehículo con las características antes mencionadas.

La comisión al recibir el reporte activó un cerco policial, avistando en el sector antes citado una Ford que coincidía con las características aportadas por la central, con dos tripulantes a bordo.

Omitieron la voz de alto

Los uniformados al visualizar el automotor en cuestión, procedieron a emitir la voz de alto, pero los antisociales al notar la presencia policial intentaron evadirse, omitiendo dicha orden, acción que desencadenó una persecución que culminó a pocos metros del lugar de partida, luego de que los antisociales decidieran bajar del automóvil, haciendo frente con sur armas de fuego a los policías. Los agentes repelieron el ataque, por lo que los hampones cayeron mortalmente heridos.

Fueron trasladados en una unidad radiopatrullera al centro asistencial más cercano, pero los galenos de turno, pese al esfuerzo por salvarlos, certificaron su deceso.

Según lo dicho por las autoridades los hoy occisos se dedicaban al robo y hurto de vehículo, sicariato y extorsión, además de mantener en zozobra a los cañaderos con el cobro de vacunas.

Los cuerpos de los hoy inertes fueron trasladados desde el centro médico en el que perecieron hasta la morgue forense de la localidad, a fin de que sus familiares y allegados los reconozcan y retiren para que posteriormente puedan ser velados y sepultados.

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente