Los occisos de La Rinconada fueron identificados ayer

Trío ultimado en La Rinconada venía de Trujillo

14a
21 de octubre, 2016 - 3:12 pm
Haroldo Manzanilla / [email protected]

Las víctimas estaban semidesnudas, maniatadas y tiradas en una trilla

Foto: Kendry Borges

Maracaibo — Vinieron de lejos a hacer un negocio y los atrapó la muerte. Se trata de los tres hombres hallados sin vida en el barrio Estrella de Belén, sector La Rinconada, parroquia Antonio Borjas Romero de Maracaibo, el pasado martes en horas de la mañana fueron identificados por sus familiares ayer en las afueras del CICPC.

Los occisos respondían a los nombre de Ángel González Domínguez, de 22 años, Gustavo Rondón (26) y Josué Rivas (24), todos oriundos de Betijoque, municipio Rafael Rangel del estado Trujillo.

Leonardo González, tío de Ángel, señaló que su sobrino salió en compañía de los dos amigos, el pasado lunes en horas de la tarde, en un vehículo, marca Ford Ka azul, con destino a Maracaibo, con la intención de realizar la compra de un carro, según la información que el propio tío de hoy occisos aportó a sus respectivas esposas.

De igual manera, el resto de los familiares que se encontraban en las afueras del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) informaron que desconocían a quien pertenece el Ford Ka. Aseguraron que las víctimas eran personas de buena conducta y que no tenían problemas con nadie.

Los parientes, acotaron que Ángel era exfuncionario de la Policía Nacional en Trujillo, Gustavo prestó servicio en el Ejército durante ocho años y se retiró, pero actualmente fungía como activista de los Derechos Humanos (DD HH). Por su parte, Josué, apodado «Purrungo» ejercía como mecánico y era hermano de crianza de Gustavo. Ángel y Gustavo dejaron tres hijos respectivamente.

Recuento

Cabe recordar, que los tres hombres fueron encontrados semidesnudos, maniatados con sus propias prendas de vestir y sin vida, tirados en una trilla de La Rinconada. Moradores de la zona revelaron que vieron un carro negro donde los asesinos bajaron a sus víctimas y los ajusticiaron.

Los detectives del CICPC realizan las investigaciones para esclarecer este hecho y hasta el momento manejan como móvil del crimen el ajuste de cuentas.

Comente