Trío sexual en un burdel terminó en masacre

PRINCIPAL
5 de julio, 2015 - 6:08 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Fotos: Edwin Urdaneta

Helí Saúl Alaña Pérez (27 años), conocido como «El Máscara» y Argenis Jesús Avendaño Vílchez (18), fueron las víctimas de asesinos que los mataron dentro de la habitación de un burdel clandestino en el sector El Remolino, parroquia Santa Cruz, en Colón, donde se «vacilaban» un trío con una meretriz. Tras ejecutarlos, los asesinos huyeron del Bar Restaurante Daiquirí, dejando en vela a media Santa Cruz de Zulia


Sur del Lago —
Presuntos sicarios a sueldo ejecutaron sin piedad a dos sujetos dentro de la habitación de un burdel clandestino en el sector El Remolino, parroquia Santa Cruz, en Colón, al tiempo que perdonaron la vida de la trabajadora sexual que minutos antes hizo un trío junto a las víctimas.

La masacre que dejó en vela a media Santa Cruz de Zulia se escenificó en el Bar Restaurante Daiquirí, toda vez que las víctimas pidieron pasar un rato ameno con una de las damas de compañía. El dúo fue visto por última vez el viernes por la tarde y dijeron que irían a casa de un familiar.

Relato

Y es que testigos relataron que al cabo de la 1:30 minutos de la mañana el festín se tiñó de sangre cuando los antisociales golpearon estruendosamente las puertas de la habitación número dos, al abrirse las puertas del cuarto efectuaron tiros de gracia contra Helí Saúl Alaña Pérez (27), conocido como «El Máscara» y Argenis Jesús Avendaño Vílchez (18).

Mientras que los criminales halaron por los pelos a la dama en el colchón y le gritaron que por esta ocasión le perdonaban la vida.

Los cuerpos quedaron tendidos en el estrecho recinto. Uno de ellos estaba en ropa interior.

Buscando encomienda

Incluso los victimarios preguntaron por una encomienda, pero los infortunados dijeron desconocer su paradero y por eso los asesinaron, agregando que ellos eran quienes mandaban en la zona. Al salir, hicieron tiros de escopeta y lanzaron panfletos.

De inmediato, moradores dieron parte al Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigación Científicas, Penales y Criminalísticas de la subdelegación San Carlos de Zulia, organismo que emprendió las indagatorias de rigor.

Datos personales

Sobre los infortunados se conoció que Alaña Pérez dejó dos hijas de 8 y 9 años de edad.

Margarita Bravo, su esposa, contó entre lágrimas que residían en la calle principal de Ezequiel Zamora 1, al sudeste de Santa Bárbara de Zulia.

Mientras que Helí era el mayor de cinco hermanos, Argenis Avendaño Vilchez era el menor de nueve hermanos.

Ambos hombres se dedicaban a las labores de albañilería, aunque desde hacía algún tiempo se vincularon a personas de la mala vida, manifestaron algunos de los  familiares de los occisos.

Los infortunados estaban relacionados a personas de la mala vida

Ambos cadáveres quedaron ensangrentados en la habitación donde poco antes habían tenido un acto sexual con una trabajadora sexual.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente