Tres hermanos y un primo fueron abaleados camino a una fiesta

1460_23a_01-03
8 de diciembre, 2014 - 7:28 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Familiares a las afueras del centro asistencial se encontraban desconcertados y desconsolados por el suceso.

Foto: Edwuin Urdaneta

Investigaciones apuntan que los asesinados serían contrabandistas o «robamotos». Sobrevivió una adolescente quien fue trasladada a Maracaibo.

Sur del Lago — La desgracia acabó una fiesta luego que tres de sus invitados fuesen asesinados a solo metros de donde se celebraría el festejo.

Con ello, Santa Bárbara de Zulia sigue en el ojo de la Secretaría de Seguridad en la región, por el elevado índice de hechos similares.

El hecho ocurrió a las 10:30 de la noche de este sábado, en el sector Juan de Dios Bríñez, parroquia San Carlos del municipio Colón, a pocos metros donde velaban el cuerpo del oficial del cpbez asesinado, Silfredo García, aunque ambos hechos no guardan relación, recalcaron las autoridades de seguridad en la zona.

Las preliminares dan cuenta que Jordin José Rendiles Lira (20) y José Eddenio Fereira Morán (20), iban acompañados por las morochas Yudenia de los Ángeles Fereira Urdaneta (14) y Yetzabel Carolina Fereira Urdaneta (14), una en cada motocicleta.

Apenas doblaron la cuadra que conducía al recinto festivo, sujetos armados interceptaron al cuarteto. Efectuaron los disparos e hirieron a tres de los pasajeros.

De inmediato el dúo homicida huyó y los jóvenes fueron llevados al hospital, en la camioneta del papá de las hermanas Fereira, sin embargo, minutos posterior de haber ingresado a la emergencia del centro asistencial, los tres cuerpos dejaron de emitir signos vitales. La conmoción se apoderó de los azulados espacios hospitalarios.

¿Ajuste de cuentas?

Fuentes ligadas a la investigación revelaron que se trataría de un ajuste de cuentas porque Eddenio y Jordin integrarían una banda dedicada al robo de motos o al contrabando de gasolina, sospechas que voceros policiales aún no terminan de confirmar con pruebas contundentes.

Disparos certeros

Jordin Rendiles recibió tiros en cabeza y pecho, residía en la calle 14 del sector Juan de Dios González y era primo de Eddenio Fereira, quien por su parte recibió varios disparos en la cabeza.

Yudenia por su parte, fue asesinada porque intentó huir de los sicarios por lo que sin piedad le asestaron dos balazos en cabeza y espalda. Las hermanas mellizas eran hermanas por parte de padre de Eddenio.

Yetzabel, la única sobreviviente y testigo clave en la identificación de los homicidas, recibió un tiro en el dedo medio de la mano izquierda. Fue referida a una clínica en Maracaibo, donde intentarán que su mano no pierda sensibilidad. Ambas hermanas morochas residían en la Avenida 10, frente a la escuela Almirante José Padilla en el sector 20 de Mayo.

Yetzabel Carolina Fereira Urdaneta (14), recibió un disparo en su mano

Comente