El diablo se «soltó el moño»

Tragedias que estremecieron al Sur del Lago en 2016

muerte
29 de diciembre, 2016 - 12:37 pm
Edwin Urdaneta / [email protected]

La avaricia, la lujuria y la ambición, así como el infortunio, signaron los episodios más trágicos de la zona sur lacustre de la entidad

Foto: Edwin Urdaneta

La avaricia, la lujuria y la ambición, así como el infortunio, signaron los episodios más trágicos de la zona sur lacustre de la entidad. Hechos que por su naturaleza conmocionaron a la opinión pública.

gfghgfhgf

Cpbez mató a su colega y un amigo

Trágico y sórdido. Un policía mató a otro y a su amigo, cuando al parecer se disputaban la ilícita procedencia de un dinero. En la escena del crimen, un automóvil Optra color plata, placas AC358FF, quedaron las ligas de los fajos de billete en disputa. Era la madrugada del 13 de julio cuando se suscitó el doble crimen. Ocurrió en El Manguito en Colón. Asesinaron con tiros de gracia el oficial jefe del CPBEZ Jesús Ángel Montiel Flores (37) y su acompañante Jorge Luis Morán Fernández (25). Detuvieron a Yorge Daniel Padilla Arias (28), un oficial que al parecer había salido del hospital de 4 Esquinas, municipio Francisco Javier Pulgar, en medio del cumplimiento de su guardia, para participar en el hecho de sangre. Al policía caído lo enterraron el día nacional del policía, cargado en peso por sus colegas, quienes no tenían motivos para celebrar al saber que uno de sus propias filas mató a otro por ambición.

La macheteó el marido que le hizo seis hijosMACHETEADA

Un femicidio el pasado 13 de diciembre consternó al caserío El Varadero, parcelamiento caño cañafístula jurisdicción de la parroquia Udón Pérez, municipio Catatumbo, toda vez que María Teresa Rincón de 45 años, fue asesinada a machetazos por su esposo, Guillermo Rincón. La policía indicó que Guillermo había amenazado en varias oportunidades a su mujer y en momentos cuando la dama reposaba en el que una vez fue su más apasionado lecho de amor, la rebanó a cercén sin oportunidad alguna de salvarse de la brutal agresión. Rubén Rincón Badell, hermano de María Teresa quiso defenderla pero también resultó herido. Dos días después el CPBEZ lo encontró tratándose de fugar hacia Maracaibo. Entre ambos habían procreado seis hijos. Ahora no tendrán a su madre presente y a su padre preso. El sujeto deberá justificar sus actos con pruebas que determinen si consumió alcohol o drogas. Fuentes aseguran que ambos ya no convivían y por eso la mató.

tapiadoLe cayó un cerro mientras pasaba el ratón

El 10 de diciembre Wilfre José Palomino Cerva, de 31 años, salió de parranda hacia una venta de licor en el sector El Tarra en el municipio Jesús María Semprún, por lo que debido a la fuerte lluvia que caía a medio madrugar, decidió dormir debajo de una peña y dejar una moto prestada estacionada a pocos metros. Lo que no imaginaba era que sobre él yacía la proporción de movediza y, mientras transitaba por la tierra de Morfeo, murió tapiado por una suerte de alud que le imposibilitó respirar. Le determinaron asfixia mecánica. No portaba documentación en sus bolsillos. «Wilington», como le conocían era un obrero de una finca palmera y estaba radicado en el sector Santa Cruz del Tarra junto a su esposa y sus tres hijos, ahora huérfanos de padre. Era oriundo de San Martín de Loba, Colombia. La colectividad catalogó este hecho fortuito como el de mayor curiosidad, debido a que se aportó justo debajo de un trozo de tierra para morir sepultado.

A cuchillo lo inmolaron en su habitaciónDEIVIS ORTEGA 2

El crimen de mayor impacto en el municipio Colón ocurrió el 11 de septiembre. Esa noche, Wilson Suárez asesinó a Deivis Ortega (29), en una disputa que terminó en desgracia. Suárez le asestó el cuchillo de la cocina en varias parte de su humanidad y usó un trapo para silenciarlo mientras lo desangraba. Lo más trágico: la madre de Deivis, Lupe Chourio, localizó el cuerpo de su hijo cuando al revisar por la hendija de la puerta sin cerradura, vio el cuerpo tendido, tapando la puerta. Había sangre por toda la habitación. Una muestra de que quiso salir a pedir auxilio, pero la profundidad del cuchillazo, impidió si quiera alertar la desgracia. Un hombre que iba pasando por la vivienda ayudó a mover el cuerpo y la desgracia enlutó a toda una población, sobre todo por el carisma que decían el infortunado tenía para con los suyos. Era comerciante y dejó varias propiedades. Se habla de diversos móviles entre ellos el pasional.

HERMANA QUE PLANEO EL CRIMENPagó para que mataran a su hermano

La apetencia de una herencia familiar fue el motivo para que María Auxiliadora Roa Roa (52), pagase la suma de 20 mil bolívares con la que tres sujetos mataron a sangre fría a su hermano José Eleazar Roa Roa (47). Los hechos ocurrieron el pasado 11 de agosto. Le dieron machetazos en su cuerpo cuando iba camino a cepillarse los dientes en la parcela de la discordia ubicada en Caño Muerto Arriba, parroquia Urribarrí de Colón. La mujer incluso inventó su secuestro. La localizaron en pantaletas y atada, fingiendo una coartada en la que al parecer se la habrían llevado a una zona despejada. A esta la delataron sus parientes, quienes conocían de la querella y hasta que por fin confesó su crimen. Toda una convulsión de una familia destruida por la avaricia. El hombre era taxista y dejó dos hijas huérfanas con quienes vivía en la urbanización Parque Chama de El Vigía, estado Mérida.

 

Comente