Tirotean a albañil mientras bebía café

22B
20 de agosto, 2015 - 3:54 pm
Redacción Diario Qué Pasa

A «Carlitos» lo confundieron con un presunto azote de barrio

Foto: Miguel Romero

Maracaibo — «Estoy tranquilo, estoy tranquilo», fueron las palabras que gritó Carlos Arias, de 22 años, a sus verdugos, quienes le propinaron tres disparos cerca de las 6:00 de la tarde de ayer. El hecho ocurrió en el barrio José Gregorio Hernández, específicamente en la avenida 60 con calle 106, cerca del kínder María Rosario Campos, en la parroquia Luis Hurtado Higuera.

«Carlitos», como le decían sus familiares y allegados, se encontraba conversando frente a la casa de su amigo David, con quien estaba compartiendo un café, minutos después llegaron dos sujetos en una moto azul, con asiento negro, lo acorralaron y le dispararon en tres ocasiones, impactándole las balas en el pómulo derecho, labio y estómago. Testigos del hecho señalaron que el individuo que lo mató era blanco de contextura gruesa.
Arias, quien se desempeñaba como albañil, quedó tendido boca arriba en la acera, escena que llenó de impacto a los vecinos que alegaban que el joven fue confundido por un hombre apodado «El Monito», señalado por los mismos como un presunto azote de barrio.

Se conoció que el hoy occiso residía a dos cuadras del lugar de los hechos, vivía en concubinato con una dama y dejó a una niña en orfandad.

Al lugar llegaron funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (CPBEZ), quienes acordonaron la escena. Asimismo, una comisión de la División de Homicidio del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), se trasladó al sitio para recabar las evidencias que permitan esclarecer el homicidio de «Carlitos». Los sabuesos realizaron el levantamiento del cadáver y lo llevaron hasta la morgue de la Universidad del Zulia (LUZ) para practicarle la necropsia de ley.

Los familiares del occiso al enterarse de la noticia se dirigieron hasta el lugar para constatar que se trataba de su ser querido, al ver el cuerpo se mostraron consternados con la noticia.

Comente