«Sicariatos en La Cañada fueron por venganza»

1794_23A
20 de noviembre, 2015 - 7:20 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Funcionarios del CICPC recolectaron la evidencia en las dos escenas del crimen

Foto: José Abreu

Una fuente del CICPC detalló que los crímenes podrían tratarse de una «venganza»

La Cañada de Urdaneta — El pasado miércoles fueron ultimados dos hombres en diferentes horas del día en el sector El Topito del municipio La Cañada. Aunque la investigación sobre los casos está en proceso, se conoció de manera extraoficial que «en ambos sicariatos, el móvil principal es la venganza».

A las 7:00 de la noche de ayer unos sujetos a bordo de un vehículo de color negro le dispararon más de 30 veces al camaronero Jorge Luis Luzardo (43), conocido como «Lobito».

Luzardo se encontraba dentro de su carro en la calle 2 del sector El Topito, frente a la casa número 22-35, cuando el carro pasó, los ocupantes se bajaron del mismo, dispararon contra el camaronero y huyeron del lugar.

Se conoció que la víctima recibió 22 balazos, todos los orificios en el cuerpo del hombre fueron de entrada, ninguna bala salió. Luego del crimen, «Lobito» fue trasladado al Hospital General del Sur, donde  murió en la mesa del quirófano mientras lo intervenían los galenos de guardia.

Al parecer, el empresario camaronero había recibidos amenazas, está información no pudo ser confirmada o negada por los familiares ya que no se encontraban en la medicatura forense.

Primer sicariato

A las 10:40 de la mañana del miércoles varios sujetos a bordo de un vehículo le dispararon en más de 20 ocasiones a Adán José Medina (72) desde el interior del carro, del cual se desconocen sus características.

La víctima acaba de llegar de un toque, pues era gaitero, y se bajó de su carro Chrysler Neon para abrir el portón, cuando los antisociales le dispararon con un arma calibre 9 milímetros. El septuagenario recibió tres disparos: en pecho, cabeza y un dedo de la mano izquierda.

Medina era padre del concejal de La Cañada, Abigail Medina, quien el pasado mes de marzo sufrió un atentado, cuando a su vivienda en el sector Los Jovitos le lanzaron una granada, la cual al no detonó.

Muerte por encargo

Cabe destacar que las bandas delictivas que operan en el mencionado municipio, se dedican principalmente al sicariato y a la extorsión, por tal motivo, funcionarios del CICPC de la División de Homicidios no descartan que el sicariato de estos dos hombre pueda tratarse de una muerte por encargo y que el motivo sea «una venganza o tal vez por negarse a pagar el cobro de una vacuna». 

Comente