Luchó por su teléfono y una cadena de oro, pero tres tiros le segaron la vida

Se resistió, peleó y lo asesinan en El Modelo

16A
21 de octubre, 2016 - 1:34 pm
Wilson Alvarado / [email protected]

El infortunado era el segundo de cinco hermanos y tenía dos años trabajando como lunchero en Tostadas Venezuela

Foto: Kendry Borges

Maracaibo — Sobre la acera polvorienta de la calle 98, con avenida 109 A, del barrio El Modelo, sector El Marite, parroquia Antonio Borjas Romero, cayó el cuerpo ensangrentado de Johán Enrique Fuenmayor Guerrero (19), quien fue asesinado al resistirse y pelear para evitar el robo de su teléfono inteligente y una cadena de oro.

Eran las 6:00 de la tarde del miércoles, cuando Fuenmayor llegó de su trabajo y se sentó frente a su residencia con su teléfono en mano. No había transcurrido una hora en su cometido, cuando fue interceptado por un sujeto a bordo de una bicicleta, quien le exigió sus pertenencias.

Ante el agravio, Fuenmayor puso resistencia y discutió con el hampón para evitar el robo, pero el maleante descendió de las dos ruedas y le asestó tres impactos de bala: uno en el abdomen, uno en la pierna, y otro en el brazo derecho.

La víctima cayó herida en el lugar, mientras el hampón huyó. De inmediato el agraviado fue trasladado al Hospital General del Sur (HGS), donde los galenos de turno lo intervinieron quirúrgicamente.

El joven no soportó la gravedad de las heridas y murió en la intervención médica a las 8:00 pm.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), trasladaron el cadáver a la medicatura forense de la localidad. Allí, familiares del infortunado ahogados en llanto esperaban, ayer, la entrega del cuerpo.

Dayana Valencia, tía del hoy occiso, manifestó que los vecinos de la barriada identificaron al agresor con el alias de «El Viejo». Además, resaltó «que este criminal pertenece a la banda de «El Piche», quien está detenido por robo y homicidio, pero desde la cárcel comanda la zona».

El infortunado era el segundo de cinco hermanos y tenía dos años trabajando como lunchero en Tostadas Venezuela.

Comente