Se mató de un disparo en la cabeza

1545_23B
10 de marzo, 2015 - 5:07 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Sus parientes quedaron sorprendidos con la noticia

Foto: Gabriela Sanz

Mara — Una severa depresión condujo a Domingo Alonso Báez, de 45 años, a terminar con su vida el pasado domingo en su residencia, ubicada en el sector La Sibucara, municipio Mara.

Según relató su esposa a las afueras de la morgue de la Facultad de Medicina, María González, el occiso llegó a su vivienda bajo los efectos del alcohol, se encerró en su habitación, buscó su revólver calibre 38 y se propinó un disparo en la cabeza.

Al escuchar la detonación González corrió hasta el cuarto y encontró a su esposo en el suelo con el arma en la mano.

Los parientes de Báez señalaron que sufría de una fuerte depresión causada por estar cuatro meses preso en el retén El Marite, ya que por confusión fue señalado como  «bachaquero».

El fallecido fue aprehendido por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) cuando en un operativo le decomisaron un cargamento de arroz, que según manifestaron sus familiares era para su madre que tenía un abasto en Mara.

Durante el tiempo que estuvo recluido en la cárcel, la víctima abrumada, le advirtió a su esposa que de no salir de ese lugar iba a acabar con su vida, sin embargo, aun cuando recuperó su  libertad el 8 de diciembre del pasado año, «nunca fue el mismo».

Báez era panadero y dejó dos hijos en la orfandad.

Hasta el lugar se dirigió una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas para realizar el levantamiento del cadáver.

Comente