Se lanzó del Puente sobre el Lago

qpplaceholder
19 de mayo, 2015 - 4:08 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Fotos: Carmen Salazar

Sergio Rafael Ramírez, de 39 años, puso punto final a su vida ayer en la mañana al lanzarse de la pila 25 del Coloso zuliano. Parientes del suicida se mostraron consternados por la trágica decisión del comerciante papelero. Lo describieron como un hombre sano, sin problemas económicos o sentimentales. Ramírez dejó en la orfandad a una niña y un niño de 3 y 8 años, respectivamente. Era oriundo de La Grita, estado Táchira

San Francisco — Aún se desconocen las causas por las cuales Sergio Rafael Ramírez, de 39 años, tomó la fatídica decisión de lanzarse ayer a eso de las 9:00 de la mañana de la pila 25 del Puente sobre el Lago.

Según testigos que transitaban el Coloso zuliano refirieron que el hombre se desplazaba en una camioneta modelo Tucson azul, placas MEU-11L, en sentido COL-Maracaibo y en un abrir y cerrar de ojos Ramírez se estacionó y sin mirar atrás se lanzó al vacío.

Inmediatamente, las personas que presenciaron la lamentable  determinación del sujeto dieron parte a los funcionarios castrenses del Destacamento 11 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), ubicado en el peaje de Puntica de Piedra.

Los familiares de Ramírez llegaron al poco tiempo. Un hermano, su madre y su esposa se mostraron incrédulos ante lo acontecido por lo que evitaron emitir declaraciones a la prensa.

Sin embargo, un tío de la esposa de Ramírez comentó que se sienten extrañados por la decisión de quien en vida fuera un hombre tranquilo, sano y muy familiar, de hecho, el domingo habría estado en la casa de los padres de su pareja compartiendo un rato.

«Él estaba normal, en verdad no notamos nada extraño. No sabemos que habrá pasado por su cabeza para hacer lo que hizo, solo él lo sabía y se lo llevó», dijo el allegado.

Sobre la posibilidad de algún problema económico, deudas, salud, depresión y hasta una posible dificultad de pareja, el familiar recalcó desconocer la causa real del suicidio.

Trascendió que Ramírez salió temprano de su casa en la Urbanización Los Laureles, ubicada en la carretera H, diagonal al cementerio de Cabimas a realizar unas compras en Maracaibo para surtir su papelería, negocio que emprendió hace varios años y lo mantenía como accionista de una cadena papelera de la región.

La camioneta con todas sus pertenencias fue trasladada por los efectivos hasta el estacionamiento de la GNB.
Funcionarios de Protección Civil, Bomberos Marinos  y Vigilancia Costera iniciaron las labores de búsqueda para dar con el paradero del cuerpo del infortunado.

Ramírez dejó en la orfandad a una niña y un niño de 3 y 8 años, respectivamente. Era oriundo de La Grita, estado Táchira y desde muy joven se asentó en la Costa Oriental del Lago, con su esposa con quien tenía más de 10 años de casado.

Los familiares de Ramírez se acercaron al punto de control en el Puente sobre el Lago, se mostraron impresionados por la decisión del hombre

El vehículo fue trasladado hasta el Destacamento de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Comente