Se dopó y mató a su padre

1253_21B
15 de mayo, 2014 - 2:12 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Diego Graterol

Maracaibo — Lo que en un principio se presumía que era una muerte natural, terminó siendo un parricidio —porque mató a su propio padre—. Los familiares pensaban que William José Zabala García (45) se encontraba durmiendo, y efectivamente se trataba de un descanso, pero eterno. Su propio primogénito, de quien se desconoce su identidad, bajo los efectos de la droga y alcohol lo estranguló.

Pensando que estaba dormido, sus familiares vieron el cuerpo inerte de Zabala por más de 10 horas sobre su cama, hasta que insistieron en despertarlo, pero ya era demasiado tarde, estaba muerto. El hecho tuvo lugar durante la madrugada del lunes en el sector Haticos por Arriba, parroquia Cristo de Aranza de Maracaibo.

Efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) comenzaron las investigaciones en torno al caso y presumen que fue una discusión por unas pertenencias, lo que produjo que el hijo matara a su padre.

El asesino, de quien se desconoce su identidad, —porque las autoridades mantienen un hermetismo en este caso—- no pudo con el cargo de conciencia y horas después se entregó a las autoridades. Actualmente se encuentra en la sede de la Policía Municipal de San Francisco (Polisur).

El parricida fue presentado el pasado martes ante los tribunales para rendir declaraciones en el caso, conociéndose extraoficialmente que las declaraciones del victimario no coincidían.

Zabala fue velado la mañana de ayer en una funeraria ubicada cerca de su residencia y posteriormente sería enterrado en el municipio sureño.

Sus familiares mantuvieron hermetismo total, ninguno de los vecinos o testigos quisieron rendir declaraciones en torno a este caso.

Comente