Robo en Villa Baralt se convirtió en guerra

1268_2_01
30 de mayo, 2014 - 11:50 am
Redacción Diario Qué Pasa

Una tensa situación se vivió en el sector por el confuso hecho suscitado la noche del miércoles. Uno de los fallecidos fue linchado.

Maracaibo — Todo comenzó a las 8:00 de la noche del miércoles en el sector Germán Rodríguez, urbanización Villa Baralt, cuando tres sujetos despojaron de su motocicleta a un habitante de la zona. La noticia corrió como pólvora y dos amigos de la víctima intentaron ayudarlo, pero fueron «confundidos» con los atracadores por efectivos del Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia (CPBEZ), quienes según la comunidad, arrollaron y golpearon hasta causarle la muerte a uno de ellos y dejar hospitalizado al otro.

Residentes de la urbanización lincharon a uno de los ladrones y sus dos compinches huyeron. En el hecho un efectivo policial recibió varias pedradas.

José Benito Torrealba Torres (26) en compañía de otros dos sujetos desconocidos, se escondieron en la parte trasera de la vivienda de Genaro Molinares Gonzaga (21), ubicada en la dirección antes mencionada, cuando este llegaba a su casa fue sorprendido por el trío, quienes a punta de escopeta lo despojaron de la unidad. Genaro forcejeó con ellos y recibió un disparo en el cuello, fue trasladado hasta el CDI de la zona y remitido al Hospital Universitario de Maracaibo (HUM).

Cuando los tres antisociales huían, fueron sorprendidos por al menos 300 habitantes de la urbanización Villa Baralt y los barrios San Agustín y Felipe Hernández —aledaños al lugar—, quienes enardecidos golpearon con piedras, palos y una batea a Torrealba hasta ocasionarle la muerte; mientras sus dos valientes «amigos» lograron escabullirse con la unidad robada, el arma del homicida y un celular de la víctima.

Dos amigos de Genaro, identificados como Danilo Alberto Fernández Villalobos (19) y Maikel Charris (23) —quienes residen cinco cuadras más abajo—, al enterarse de la situación se trasladaron en la moto de Maikel hasta el lugar del hecho, al llegar fueron confundidos por efectivos del CPBEZ —quienes iban llegando para atender la novedad— atropellando a los amigos y posteriormente «bajaron de la unidad 116 tres policías, uno de ellos de apellido González, quien le cayó a golpes, patadas y cachazos a Danilo y Maikel», manifestó Édgar Ribas, cuñado de Danilo.

Ribas agregó que Danilo intentó meterse a la vivienda de un familiar y fue sacado por González a patadas y cachazos. «El salvajismo del policía» le ocasionó la muerte a Danilo, quien fue trasladado hasta el CDI de Villa Baralt, donde ingresó sin signos vitales; mientras que Maikel se encuentra recluido en el HUM con fractura de clavícula, pierna y tres costillas rotas.

El mismo tumulto de personas intentó defender a los muchachos, pero «los otros dos policías compañeros de González hicieron tiros al aire para dispensarnos y asustarnos», comentó un habitante de la zona. Sin embargo, las personas lanzaron piedras y objetos contundentes contra los oficiales, logrando herir a González.

Familiares de José Benito abarrotaron la morgue forense local mostrando total hermetismo a los medios de comunicación. El equipo reporteril de QUÉ PASA intentó comunicarse con el G/D Julio Yépez Castro, director del CPBEZ para corroborar el presunto abuso policial, pero no contestó las llamadas. Efectivos del CICPC dieron inicio a las investigaciones del caso.

Más datos

Trascendió que José Benito Torrealba había cumplido condena de cinco años en la extinta cárcel de Sabaneta por el delito de robo de carros, y había salido hace un año en libertad bajo un régimen de beneficio.

Danilo trabajaba en Mercasur como caletero y vendedor de frutas, era el cuarto de cinco hermanos y residía con su madre Gregoria Villalobos en la misma urbanización donde le dieron muerte. Villalobos, desde su vivienda totalmente indignada y consumida por el dolor, pidió justicia por el asesinato de su hijo.

Genaro se encuentra hospitalizado en el quinto piso, cama 21 del HUM, según informó su tía Yaneth Gonzaga.

El cuñado de Danilo, la tía de Genaro y sus familiares exigen justicia. Catalogaron como abuso policial la muerte de Danilo

Fotos: Ana Moreno

Comente