Abuchearon a la hija

Roberto Ramírez fue despedido por abuelitos del Inass

Velorio del Sr. Roberto Ramirez
29 de julio, 2016 - 9:13 am
Delsy Fernández / delsyferná[email protected] / Wilson Alvarado (Pasante Luz)

El caso del abuelito ha conmocionado a la colectividad, ha tocado fibras y exhorta a crear conciencia

Foto: Agencias

Maracaibo — Con abucheos, frases de desprecios y burlas fue recibida por los abuelitos en la sede del INASS, la hija del abuelo Roberto, Yamelis Ramírez, quien vistiendo de luto y ante la mirada de los presentes «bastante relajada» manifestó haber lamentado la muerte de su padre.

La mujer expresó que los medios de comunicación han «manipulado la información en cuanto al caso de mi padre» asegurando que posterior al entierro emprendería una visita a los distintos periódicos para limpiar su imagen, pues asegura que «las cosas no son como las pintan».

La mujer, de profesión abogada; carrera costeada por su padre, argumentó no haber podido cuidar de él pues está enferma, aclaró que la edad de su progenitor no es de 94 sino 98 y dedicó toda su vida al comercio. «Sufría de Alzheimer, fue buen padre, siempre nos enseñó valores y gracias a él somos todos profesionales».

La interrogante vendrá a la mente de quien lea esta frase ¿Si fue tan buen padre, por qué lo abandonaron?, la respuesta a la pregunta nunca fue respondida, al contrario, fue esquivada con un bajo argumento.

«La pelotita de ping pon»

Yamelis, argumentó que su padre residía desde el 2004 con uno de los seis hermanos que tiene de nombre Énder hasta el 5 de febrero de este año cuando se lo habría llevado a su otra hermana de nombre Moraima, quien lo trasladó hasta una intendencia de Maracaibo, pero como allí no lo recibieron se lo devolvió a Énder, este fue el encargado de dejarlo en El Varillal con la nota dirigida a Yamelis para que se hiciera cargo de él.

«Yo estoy enferma y en ese momento me iría de viaje a visitar a unos amigos, no podía hacerme cargo de él» dijo la «dolida» hija.

Careo entre vecinos e hijos

En un salón del Inass era velado el abuelo, lo acompañaban enfermeras, ancianos, los vecinos de El Varillal, quienes cuidaron de él por tres días y hasta dos perritos.
En el lugar se produjo un careo entre los vecinos y Yamelis, pues la mujer los botó del lugar agresivamente.

Hija del Sr. Roberto Ramirez

A última hora una hija del abuelito acudió al Inass

Palabra en duda

Yamelis agregó que en repetidas oportunidades trató de visitar a su padre en el Inass, pero el acceso fue negado y hasta colocó una denuncia en la Fiscalía 32 por el impedimento. Palabra que se pone en duda por los vecinos y abuelitos del lugar.

Toda una vida trabajando

El abuelito fue dueño de la fábrica de pinturas, Industria Glosser, ubicada en el sector Sabaneta en los años 80, dejó propiedades y dinero en los bancos, aunque se desconoce la suma, según refirió Yamelis.

Primera dama presente

Margarita Padrón de Arias, se presentó en el lugar y en conjunto con el INASS corrieron con los gastos que ameritó el velorio y entierro del nonagenario. «Nos enteramos del caso por la prensa, esto va a servir para que las familias tomen conciencia sobre el adulto mayor, es lamentable esta situación» expresó Padrón de Arias.

Aleidis García, directora del Inass, lamentó lo sucedido y aseguró que Roberto perdonaba a sus hijos.

El abuelito fue sepultado en horas del mediodía de ayer en el cementerio Metropolitano San Sebastián. Como se recordará falleció de una infección respiratoria. En los últimos días había manifestado el deseo de suicidarse y lamentaba el abandono de sus hijos a quienes le habría entregado toda su vida con amor y dedicación.

Dejó 10 nietos y uno de sus hijos habría muerto hace poco, se llamaba Roddy Ramírez y en los últimos días del abuelo fue bastante recordado por él y lo llamaba en medio de su lecho de muerte.

Comente