Nidia Barrios, abogada defensora del presunto asesino, denunció «mal procedimiento»

¿Por qué Polisur intervino en el asesinato de Olga Lucía?

sucesos
22 de marzo, 2017 - 1:15 pm
Mayerlin Barboza/[email protected]

Los detenidos serán presentados hoy ante los Tribunales, paralelamente se efectuará una rueda de prensa  para esclarecer el hecho
foto: Wilson Alvarado/Cortesía

Maracaibo — Una captura sorpresiva, fue la que ocurrió la tarde del lunes por parte de funcionarios de la Dirección de Inteligencia y Estrategias Preventivas (Diep), de la Policía de San Francisco (Polisur), quienes detuvieron a Luis Rafael Gutiérrez Morales (27), exesposo de Olga Lucía Pineda Sánchez (28), la abogada asesinada de varias puñaladas el pasado 17 de marzo, dentro de la casa de sus padres en el sector Los Aceitunos.

Y es que funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), informaron, un día después del crimen y lo reiteraron la mañana del lunes, que las declaraciones de Gutiérrez fueron lo suficientemente convincentes para librar las sospechas en su contra.

Polisur actuó de cara a las denuncias de la jueza

Lo que condujo a los funcionarios del referido organismo a detener a Luis Rafael, fueron las intensas acusaciones de la madre de la víctima, Ana Sánchez de Pineda, jueza interina de un circuito penal municipal, quien de manera reiterada señaló al detenido como culpable del feminicidio contra su hija.  Así lo informó el comisionado Osman Cardozo, director de Polisur, a través de un contacto telefónico con QUÉ PASA.

Detención masiva

El presunto homicida no es el único capturado por el caso, también se detuvo a Jonathan José Gutiérrez Morales (39), hermano de Luis; Osmel Darío López Montiel (22), apodado «El Coro»; y Richard José González Aizpurua (27), alias «El Chivo», (evadido de Polisur) por su presunta vinculación en el crimen.

A Luis se le señala como el autor intelectual del hecho, a Jonathan como el encargado de contactar a los sicarios y «El Coro» y «El Chivo» como los autores materiales, quienes, a manera de presunción, actuaron en compañía de Luis Rivero, alias «El Lulo», quien fue ultimado por el CICPC horas más tarde del asesinato de la abogada.

Todos permanecen detenidos en los calabozos de Polisur y serán presentados  durante el día de hoy ante los Tribunales.

Silencio extraño en el CICPC

Pese a que el CICPC es el organismo encargado de investigar los homicidios, Polisur inmiscuyó sus fichas y logró dar captura a quien los detectives habrían descartado como posible asesino.

Respecto a este hecho, QUÉ PASA intentó contactar a los funcionarios del CICPC encargados del caso, a fin de hallar una respuesta —desde su perspectiva— para el ¿por qué? de la actuación de la policía del sur, pero el contacto no fue concretado.

Para hoy se espera una rueda de prensa, en la que tanto efectivos de Polisur como del CICPC rendirán declaraciones sobre el hecho.

Defensa: «Se trata de un mal procedimiento»

Nidia Barrios, abogada defensora de Luis Gutiérrez, en compañía de Geraldín Gutiérrez, hermana del mismo; y Yeraldín Ferrer, esposa de Jonathan, desmintieron las acusaciones contra sus allegados y los desvincularon de «El Coro» y «El Chivo».

Las defensoras denunciaron un «mal procedimiento» por parte de Polisur a la vez que afirmaron desconocer de dónde se fundamentan las acusaciones y se mostraron sorprendidas por la intervención del referido organismo, «si ya el caso lo tenía el CICPC». Según éstas los funcionarios llegaron primero a la casa de Jonathan, en Villa San Isidro, sin identificarse y «de manera arbitraria, pidiendo inspeccionar unos kilogramos de harina, ya que es dueño de una pizzería y lo embarcaron en un carro particular. Al llegar al restaurante, «El Coro» se apareció en un taxi y procedieron a capturarlo».

A «El Chivo» lo hallaron al oeste de la ciudad, mientras que a Luis Rafael lo detuvieron en la tercera etapa de la urbanización La Victoria.

La camioneta Gran Vitara, placa AGH45B, que fue robada el día del crimen, se halló en una zona enmontada de La Concepción totalmente calcinada.

15a

Comente