Por exceso de velocidad murió comerciante en la C-1

1789_23A1
15 de noviembre, 2015 - 3:57 pm
Redacción Diario Qué Pasa

El automotor quedó totalmente inservible, se utilizó un equipo especial para poder sacar a Robert Jiménez del carro

Fotos: Wilmer Cubillán

El conductor del vehículo iba «volao» y no le dio tiempo a frenar, cuando se subió a la isla, chocó contra el poste, tumbó una mata e impactó con otra

Maracaibo
— El pasado vienes a las 10:00 de la noche se registró un accidente de tránsito, en la Circunvalación número 1, exactamente frente a la mueblería La Esperanza, ubicada diagonal al hotel Gran Vía, donde falleció Robert Jiménez, de 26 años de edad.

Familiares de Jiménez detallaron que el joven iba en compañía de dos amigos a bordo de un automóvil modelo Mustang 2.000, marca Ford, color rojo, placas AA592FH, cuando sucedió el siniestro.

En el vehículo iban tres personas, la víctima fatal, quien iba de copiloto, un muchacho identificado como Jaime, y a quien se le conoce como «Jaimito», manejaba el Mustang, mientras que el otro compañero iba en el cojín de atrás.

Trascendió que el piloto y el pasajero presentaron heridas leves y que fueron trasladados hasta un centro asistencial cercano para revisar sus lesiones.

Asimismo, se conoció que los funcionarios que atendieron el siniestro utilizaron un equipo especial para sacar del Mustang al hoy occiso.

Último viaje

Según una vecina del hoy occiso, quien no se identificó, los amigos del muchacho lo habían ido a buscar a su casa solo 10 minutos antes del choque.

«Ellos lo fueron a buscar en su casa, ubicada en Sierra Maestra, en la avenida 15 con calle 18 y a los minutos llamaron para avisar que estaba muerto», destacó. Resaltó que Jiménez era comerciante.

Versiones del hecho

Los muchachos iban en sentido sur-norte cuando ocurrió el accidente. Al parecer, «Jaimito» había ido a buscar a Robert a su casa para ir hasta la avenida 72 para disfrutar de una velada nocturna entre amigos, según explicaron iban a «echarse unos tragitos»

Uno de los habitantes de la zona donde se registró el accidente detalló que el Mustang venía a exceso de velocidad y que por ello no le dio tiempo a realizar ninguna maniobra para evitar el suceso. «Ellos venían ‹volao›, primero chocaron con la isla, golpearon el poste, tumbaron una mata y se estrellaron en la mata que seguía, esa fue la que los paró». «Él que murió no tenía posibilidad ya que quedó presionado entre el carro y la mata», informó Juan Queipo.

De igual modo en la medicatura forense de LUZ se escuchó el rumor de que los muchachos estaban probando la trasmisión del carro que la habían arreglado hace poco, pero en el lugar de los hechos no se encontraron evidencias de que el automotor presentara desperfectos mecánicos, ya que en el lugar no se encontraron marcas de freno.

En la imagen se ve cómo quedó el lugar donde ocurrió el suceso

Dentro del carro permanece uno de los zapatos de la víctima.

.

Comente