Por celos quemó la casa de su ex con la familia adentro

1107_4_01
8 de diciembre, 2013 - 12:09 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Maracaibo — Una mujer enferma de celos tomó venganza tras la ruptura con su pareja. A las 4:30 de la mañana de este sábado, roció la casa donde su exmarido vivía con su familia y actual pareja, quien además, es hermana de la pirómana.

Con cuatro envases llenos de gasolina y tres compinches, Yesenia Vásquez fue hasta la humilde vivienda en el barrio 7 de Enero, del sector La Rinconada, y regó las ventanas con el combustible para impedir que las víctimas pudieran salir, terminó su macabra hazaña colocándole un candado a la puerta principal para asegurar sus muertes, afortunadamente las seis personas que estaban en la vivienda solo resultaron heridas, entre ellas un niño de 9 años.

Salvados por los vecinos

Una de las víctimas fue Yeimy Vásquez, (20), hermana de la autora del crimen, quien desde hace más de un año vive con el «ex» de Yesenia.

Familiares de las víctimas comentaron que la mujer en dos oportunidades había intentado quemar vivo al padre de sus hijos Adrián Castellanos (24), quien dormía al momento del suceso y presentó quemaduras de segundo grado en pecho y cara.

«¡Esa es Yesenia!, ¡nos quemó!», gritó la madre de Adrián, Zulema Castellanos (42), al asomarse por una de las ventanas y ver a la despiadada mujer huir de la escena del crimen bajo las sombras.

Los vecinos vieron el incendio y se apresuraron a apagar las llamas con agua y arena, mientras otros lugareños habrían un boquete por una de las paredes en un intento por sacarlos.

El hermanito menor de Adrián, Alejandro Castellanos (9) fue sacado por una pequeña abertura de una las ventanas. El resto de las víctimas, entre las que se encuentra su hermana, Andreína Castellanos (17) y su pareja Deivy González  (29) también quedaron en medio del intenso fuego y permanecen en la unidad de quemados del Hospital Coromoto, presentando quemaduras de segundo grado en un cincuenta por ciento de su cuerpo.

En medio de un intenso sol y la calle polvorienta, a las 12:00 del mediodía, Yeimi Vásquez se bajó de un taxi dando gritos de dolor y con medio cuerpo vendado. La joven fue dada de alta y entró a la casa de su madre, en la misma cuadra del hecho para iniciar su recuperación, tras el ataque de su propia hermana.

Lo tenía en «salsa»

La psicótica mujer, en un primer intento por cobrar venganza a su hermana y expareja, fue en su búsqueda y comenzó a discutir con Adrián. Su hermano, Luis Castellanos, intentó defenderlo, pero fue bañado con querosén por la dama iracunda, quien decidida a quemarlo accionó un encendedor, los reflejos de los jóvenes permitieron en una rápida maniobra quitárselo.

En una segunda oportunidad, la pirómana colocó la manguera del gas doméstico en un orificio a través de una de las ventanas, confiada en que Adrián encendería un cigarrillo en cualquier momento. Su objetivo casi se cumplió, pero el hermano se percató del fuerte olor a gas en la vivienda. Cuando salieron vieron a Yesenia riéndose frente a la residencia regodeándose de su malvada hazaña.

La malévola mujer tiene tres hijos con Castellanos de: 11 meses, 3 años y 5 años. Los cuerpos de seguridad están tras su pista, presuntamente está «enconchada» en la casa de una amiga, en el barrio Calendario, informaron parientes de las víctimas.

Yeimy Vásquez (20) fue dada de alta con medio cuerpo vendado a las 12:00 p.m. de ayer.

Colchones y otros artefactos dentro de la vivienda quedaron incinerados por el calor de las llamas.

Fotos: Dabelis Delgado

 

Comente