Policías mataron a tres en San Francisco

1457_5_01
5 de diciembre, 2014 - 3:15 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Referencial

Los delincuentes habían robado en la residencia de los hijos del diputado, en la urbanización La Coromoto, el pasado sábado.

San Francisco — En horas del mediodía de ayer tres delincuentes resultaron abatidos por funcionarios investigadores de la policía, mientras que otros dos lograron darse la fuga durante una persecución que culminó en enfrentamiento, en la calle 177 del barrio Ezequiel Zamora, frente a las residencias de Ciudad El Sol en el municipio San Francisco.

Se conoció que los antisociales perpetraron el robo a la casa de la exesposa y el hijo del diputado a la Asamblea Nacional (AN), William Barrientos, el pasado sábado en la urbanización La Coromoto.

Durante el hecho amordazaron a los familiares del parlamentario y cargaron con casi todo lo que había en la vivienda, incluyendo un vehículo, que ya fue recuperado.

Luego de varios días en labores de investigación debido al hecho, los policías estaban tras la pista de una banda que se hace llamar «Los Robaquintas»; ayer, lograron avistar un vehículo Chevrolet Century, color celeste, placas AAU26J desplazándose por la zona de La Coromoto y les dieron la voz de alto, la cual no acataron, comenzando así una persecución.

Los antisociales fueron interceptados y enseguida abrieron fuego contra los policías; el trío logró introducirse en una de las casas frente al edificio El Progreso del referido sector e iniciaron otra balacera resultando heridos. Fueron trasladados a un centro ambulatorio de la zona donde llegaron sin signos vitales. En el vidrio delantero del carro, del lado del piloto, se observaron dos perforaciones de bala.

Una fuente policial dijo que uno de los «choros» respondía  al nombre de Alirio Enrique Domínguez Hinestroza y vivía en la casa donde se desarrolló la balacera; además, estaba solicitado por robo de viviendas. Los otros dos fueron identificados como Disney José Landino y Marcos Núñez.

La zona estuvo acordonada por el Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas y funcionarios policiales, quienes hacían labores de inteligencia y recolectaban evidencias del suceso.

Por su parte, los moradores comentaron que se escucharon más de 50 detonaciones y todo el mundo comenzó a correr para resguardarse de las balas. Y es que a la hora del episodio mucha gente transita por allí, sobre todo los niños que salen de los colegios cercanos.

Comente