Persigue a hampones y muere en sus manos

1998_14AA Aleluya
24 de junio, 2016 - 3:27 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Familiares de Luis Martínez Palmar esperaban su cuerpo en las adyacencias de la morgue

Foto: Wilmer Cubillán

Luis Alberto Martínez dejó seis hijos en orfandad, era el cuarto de siete hermanos. Familiares exigen justicia

Maracaibo — En la madrugada de este miércoles fue ultimado Luis Alberto Martínez Palmar (53), funcionario jubilado de la antigua policía regional del Zulia. El hecho ocurrió en el barrio San Agustín de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante de Maracaibo.

Trascendió que un vecino de la víctima, de apellido Cepeda, lo llamó a su teléfono celular a las 4:05 de la mañana para notificarle que dos hampones se encontraban en el garaje de su casa robándole los cauchos a un Dodge Dart, propiedad de Cepeda.

Martínez, con la experiencia adquirida en el cuerpo policial, intentó frustrar la acción de los hampones.

Carlos Martínez, hermano de la víctima, expresó en la medicatura forense de LUZ: «Mi hermano salió a prestarle la colaboración a su vecino, los hombres al percatarse que estaban siendo descubiertos por la familia Cepeda salieron corriendo. Mi hermano llegó tarde al sitio, pero insistió en que los sujetos estarían cerca y salió a buscarlos junto a Cepeda, pero el esfuerzo fue en vano no se percataron que los hombres portaban armas de fuego».

Cepeda se dirigió por una calle y Martínez por otra, cerca del colegio Las Monjas, ubicado en la barriada; Martínez avistó a los dos antisociales, éstos enardecidos por no haber logrado su cometido le propinaron dos impactos de bala; uno en el pecho y otro en la pierna. Los victimarios huyeron del lugar.

El vecino al escuchar los disparos se acercó hasta donde estaba Martínez herido, quien le manifestó que los choros le habrían disparado en dos oportunidades, Cepeda lo montó en su Dodge Dart y lo llevó a un centro asistencial privado, donde ingresó sin signos vitales.

La víctima gozaba de su jubilación desde el año 2000. Dejó seis hijos, el mayor de éstos pertenece al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) en otro estado del país.

Último jubilado asesinado

Recordemos que el pasado 16 de diciembre de 2009 fue asesinado Pedro Manuel Sivada (53), por resistirse al robo de su vehículo Chevrolet Spark en el estacionamiento de las Torres del Saladillo de la parroquia Chiquinquirá.

El exfuncionario de la policía regional fue descrito como un hombre íntegro. Se retiró del cuerpo policial después de 25 años de servicio. Era muy trabajador, responsable, buen padre y amigo, aseguró para aquel momento su esposa Carmen de Sivada.

Caso que aún el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), no ha dado con los responsables del crimen del exsargento de la policía regional.

Comente