Murió reservista baleado en San Francisco

1307_24 (3)
8 de julio, 2014 - 1:10 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Miguel Andrés Romero

El joven fue tiroteado hace poco más de un mes y falleció en horas de la madrugada de ayer, tras complicación de las heridas

Maracaibo — Un reservista de la Armada, quien respondía al nombre de Micherson Torres Fuenmayor (23), perdió la batalla por la vida a las 2:30 de la madrugada de ayer, en la residencia de su padrastro ubicada en la calle 9 del barrio Bolívar de Maracaibo.

Micherson estaba convaleciente tras recibir dos impactos de bala, uno en el hombro y otro en la cervical, hace poco más de un mes cuando salía de casa de su abuela, ubicada en el sector Los Arenales del municipio San Francisco.

El joven llevaba apenas horas de haber salido del cuartel y fue a visitar a su abuela.

Según Ilda Sánchez, tía de la víctima, su sobrino salía de la casa cuando «malandros con pistolas en mano se estaban cayendo a plomo, unos con otros, y Micherson fue alcanzado por las balas».

Ilda aseguró que su sobrino no tenía problemas con nadie y tampoco había sido amenazado, por lo que señaló que Micherson se encontraba en el lugar equivocado a la hora equivocada.

Luego de recibir los disparos, el muchacho fue trasladado hasta la emergencia del Hospital General del Sur donde permaneció un mes y dos días. Los últimos 15 en la unidad de cuidados intensivos.

Empeoró

Fue dado de alta, pero al parecer, sus heridas se complicaron y lo condujeron a la muerte. Trascendió que Torres Fuenmayor deja una niña de cuatro años y era el sexto de siete hermanos.

Efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) realizaron el levantamiento del cadáver dentro  de la residencia signada con el número 62-86 y lo trasladaron a la morgue de la Facultad de Medicina de LUZ para realizar la autopsia. Los sabuesos entrevistan a la familia y testigos del hecho para esclarecer el caso.

Familiares del infortunado narraron los hechos a las afueras de la vivienda y pidieronjusticia a las autoridades. «No queremos que esta muerte quede impune, queremos que den con el paradero del culpable».

Comente