Murió por inmersión un comerciante en río Catatumbo

1637_21A
14 de junio, 2015 - 4:37 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Testigos del hecho explicaron que al caer al agua, Herazo, comenzó a ahogarse

Foto: Edwin Urdaneta

Funcionarios del CICPC se encuentran investigando el suceso para determinar si se trató de un accidente o de un homicidio

Sur del Lago
— Rafael Antonio Herazo Méndez (37), salió en la mañana de casa de su madre, en el barrio Hermilo Ocando de Encontrados, a comprar su mercancía, a bordo de su carro, pero en el camino se encontró con un amigo, expolicía, a quien invitó a acompañarlo.

Sin embargo, recogieron a otros dos hombres, al parecer amistades de ambos, y los cuatro se fueron a Pampanito. Al llegar el comerciante no encontró a los pescadores que siempre lo proveían, por lo que decidió esperarlos y en el ínterin tomar un baño en el río. Testigos del sector narraron al CICPC-San Carlos, que el hombre se lanzó desde una altura de cinco metros y cayó al agua de pecho, y que casi inmediatamente vieron que se estaba ahogando.

Los pobladores se aprestaron a ayudarlo, pero cuando por fin lograron sacarlo del agua ya estaba muerto. Sus acompañantes al verlo muerto, abordaron el carro y se fueron a avisarle a su madre. Dejaron el vehículo en la casa, y se fueron con rumbo desconocido.

El infortunado pereció este viernes en la tarde en el río Catatumbo. Las investigaciones no descartan que pudiera haberse tratado de un homicidio, ya que sus acompañantes le robaron el dinero y el teléfono celular que llevaba. El hombre se dedicaba a comercializar este producto en San Cristóbal y Barquisimeto.

El CICPC consideró sospechoso por la acción de los acompañantes, logrando ubicar y llevar en calidad de testigos a la sede policial a dos de ellos, conocidos como «Sunicato» y el «Caraqueño»,  uno de 19 y otro de 40 años, mientras que libraron una citación para el expolicía, quien aún no se ha presentado.

Se conoció que el hombre residía en San Cristóbal, con su esposa y sus cuatro hijos.

Comente