Los infortunados trabajaban en el botadero

Murieron aplastados en el relleno sanitario

14B
30 de marzo, 2017 - 9:54 am
Wilson Alvarado / [email protected]

No escaparon de la muerte. Lo que sería su fuente de empleo para llevar el sustento a sus hogares terminó en desgracia para los familiares de Erick Alberto Pineda (24), y Juan Carlos Fernández (22), quienes murieron, ayer a las 4:00 de la tarde, al ser aplastados por un camión que se disponía a descargar en el relleno sanitario La Ciénaga

Foto: Wilson Alvarado

Jesús Enrique Lossada —Según Miguel Urdaneta, tío de Erick, los hombres —en medio de la vida trajinada del relleno— se pusieron detrás del camión sin avisarle a su conductor. El chofer puso en marcha la maquinaria y accionó el botón para que el compactador subiera y drenara los desechos. Pineda y Fernández no se percataron de que la carga descendería en solo segundos y fueron alcanzados por el contenedor de metal que les cayó sobre sus humanidades.

Los hombres quedaron agonizando sobre las montañas de basura. De inmediato los compañeros de labores les notificaron el accidente a los familiares, quienes acudieron a la escena y los trasladaron al Hospital Universitario de Maracaibo (HUM), donde los galenos de turno intentaron estabilizarlo, pero fallecieron a los pocos minutos de sus ingresos.
Los cadáveres fueron trasladados a la morgue de LUZ. Allí, los deudos esperaban la entrega de los cuerpos. Entre llanto lamentaron las pérdidas de los hombres, quienes tenían menos de un año trabajando en el botadero.

Palabras clave
,

Comente