Los gusanos y las moscas inundan la escena

Muertos a borbollón en la morgue del Corazón de Jesús

oreja
21 de diciembre, 2016 - 10:41 am
Wilson Alvarado / [email protected]

A simple vista el «acumulador de muertos», como es llamado por los visitantes del campo santo, no recibe mantenimiento por ningún organismo gubernamental de la región

Foto: Wilmer Cubillán

Maracaibo — Inhumano y cruel. Uno sobre otro, envueltos en retazos de telas, sábanas quirúrgicas o dentro de bolsas negras es el escenario cruel que se avista en el acumulador de muertos que es llamado por los empleados del cementerio Corazón de Jesús, morgue forense.

Allí, los cuerpos exhiben sus huesos, debido al tiempo que han tenido en esa edificación de aproximadamente de 20 metros cuadrados, donde los gusanos y las moscas se esparcen por toda la infraestructura deteriorada: solo una ventana se aprecia y sus vidrios brillan, pero por su ausencia; la puerta que es abierta y cerrada por funcionarios del CICPC, quienes allí lanzan los muertos que son abandonado en la morgue forense de la Universidad del Zulia, se encuentra marrón debido a la oxidación.

A simple vista el «acumulador de muertos», como es llamado por los visitantes del campo santo, no recibe mantenimiento por ningún organismo gubernamental de la región. Los empleados del lugar, manifestaron bajo el anonimato, que ellos no pueden hacer nada hasta que una autoridad gubernamental ordene de enterrarlos.

Mientras los visitantes soportan el olor fétido, respiran profundo cuando diariamente consiguen una tumba profanada, y andan con los ojos detrás de la espalda pendiente de los delincuentes que hacen de la suya en el lugar, el resto de los cadáveres a los que se les aprecia morados, verdes y grises, debido al estado de descomposición están a punto de estallar sobre el resto de los que aglomeran el temible drama.

Comente