La mujer fue descrita como una persona amorosa

Misterio en torno al crimen de la septuagenaria jubilada

14A
3 de enero, 2017 - 3:10 pm
Madelein Faría / [email protected]

Estela formó parte de la Federación Venezolana de Secretarias. Sus asesinos no aparecen

Foto: Madeline Faria

Maracaibo — En medio de un ambiente de total desconsuelo se llevó a cabo, durante la mañana de ayer, los actos velatorios de Estela Marina Larreal Parra (74), la secretaria jubilada de PDVSA, quien fue asesinada a golpes y posteriormente hallada en una zona enmontada a escasos metros de su casa.

La misa la presidió el presbítero Édgar Peña, quien es primo de la occisa, en la iglesia San José, ubicada en la avenida 5 de Julio de Maracaibo, a las 11:00 am, de donde partió el cortejo fúnebre para darle cristiana sepultura en el cementerio El Cuadrado.

Durante las honras, el segundo de los tres hijos de Larreal, Oscar González, informó que hasta los momentos los organismos de seguridad continúan realizando las investigaciones para dar con el paradero del o los responsables del atroz asesinato de su progenitora, a quien describió como «un ángel lleno de gloria».

De su hijo Marcial González, quien era el único que vivía con ella, solo se supo que la vio por última vez la noche anterior al suceso, cuando él llegó de trabajar, cerca de las 10:00, y en la mañana siguiente, al despertarse vio que algunos de los quehaceres de costumbre ya estaban hechos por lo que pensó que su madre ya había despertado, pero no la encontraba y después de buscarla por horas la encontró muerta en una zona enmontada, a 17 metros de la vivienda de la fallecida, en el sector Okinawa, lote A, del municipio San Francisco.

Se conoció que la mujer tenía 15 años habitando en ese lugar, en el cual hay una piscina que en ocasiones alquilaban.

El hecho ocurrió el pasado 31 de diciembre, horas antes de finalizar el año.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente