Presumen que se entregará a la justicia

Mató a puñaladas a su sobrina

SAM_4768
11 de octubre, 2016 - 9:28 am
Génesis Rosario / [email protected]

Las dos mujeres estaban peleando y de un momento a otro, la tía la apuñaló

Foto: Agencias

San Francisco — Una pelea entre una sobrina y su tía terminó en tragedia, luego de que la tía le propinara dos puñaladas a la adolescente. Aún no se precisa si fue en defensa propia o con alevosía. Los sabuesos del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) se encuentran investigando el hecho.

La situación se registró en el barrio Los Cortijos, parroquia Los Cortijos, municipio San Francisco. Parientes no precisaron bien el lugar, ya que quienes declararon no vivían con la adolescente.

Muerte prematura

Hace cuatro días Keily Mar Gil Valbuena, de 17 años de edad, ingresó a la emergencia del Hospital General del Sur (HGS) con dos heridas producidas por una arma blanca: una la recibió en el abdomen y el otro corte en el antebrazo derecho. De inmediato, los galenos del HGS la atendieron, pero la joven «se dio el alta», refirió un empleado del hospital.

La noche de este domingo la adolescente volvió al hospital, esta vez acompañada por su abuela, ya que el dolor que sentía por las heridas era «insoportable», detalló una tía a las afuera de la morgue del centro hospitalario. «Cuando a ella la fueron a operar y la abrieron, se dieron que estaba séptica», detalló la mujer, quien no ofreció su nombre.

La misma falleció a las 6:00 de la mañana de ayer.

Por su parte, José Gregorio Gil, padre de la joven y hermano de Leidi Camejo Muñoz (25) —quien apuñaló a Keily—, manifestó que según declaraciones de su madre, con quien vivía la hoy occisa desde pequeña, Keily peleaba constantemente con su tía. «Mi madre me contó que ella las tuvo que separar, pero no sé bien como pasaron las cosas».

Gil señaló que no cuenta con mayor información ya que a él lo llamaron cuando todo había ocurrido; presumen que la discusión se originó el jueves 6 de octubre en la mañana, pero no fue sino hasta las 9:00 de la noche de ese mismo día cuando se enteró.

El padre destacó: «Donde ocurrieron los hechos, solo viven mi madre, mi hija, su tía (Leidi) y los hijos de mi hermana. Keily era muy alzada, hasta le pegaba a mi madre».

Sin miedo

Gil aseguró que su hermana, quien presuntamente estaba en el hospital, «no piensa esconderse de las autoridades y está dispuesta a declarar para contar cómo sucedieron los hechos». Aún el incidente no está muy claro; funcionarios del CICPC) se encuentran investigando el caso.

Keily Mar era la segunda de seis hermanos por parte de su padre; no estudiaba, solo llegó hasta quinto grado; era madre de un bebé de ocho meses. Se conoció que la abuela era quien la mantenía a ella y a su pequeño, ya que la fallecida no trabajaba.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente