Matan a policía y a su hermano en Colón para robarle la moto

22a
26 de agosto, 2015 - 7:38 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

El médico forense determinó que por la acción de las balas pudo tratarse del empleo de un arma calibre 38

Foto: Edwin Urdaneta

Los hermanos se encontraban compartiendo bebiendo, cuando los hampones se acercaron a ellos, al parecer el policía hizo creer que tenía un arma y esto desató el tiroteo

Sur del Lago
— Un policía fue abatido junto a su hermano mientras ingerían alcohol, para robarles la motocicleta. Los maleantes, en medio de una balacera, también hirieron a un tercer hermano y un amigo.

Los hechos se produjeron a 11:50 de la noche del lunes en el sector rural de Taparones, en la parroquia Urribarrí, frente al expendio de licores El Buen Sector.

Las víctimas quedaron identificadas como Willy josé Martínez Salcedo, de 24 años, funcionario de la policía municipal de Campo Elías, estado Mérida y Miguel Francisco Martínez Salcedo (36) dedicado a la venta de frutas, ambos residenciados en Janeiro, a escasos kilómetros de la escena del crimen.

Los sujetos, que bebían cervezas desde las 6:00 de la tarde, decidieron pagar la última ronda, para ir a descansar, sin embargo, cuando la chica que atiende el servicio entró al cuarto frío, en busca de las «frías», los disparos ensordecieron los alrededores. Al parecer el policía amagó, haciendo creer que tenía un arma en un koala y esto enfureció a los asesinos, quienes sin piedad arremetieron a tiros, cual lejano oeste.

Al salir, la chica vio tendido a los cuatro sujetos. Dos aún respiraban y, ensangrentados, clamaban auxilio para sobrevivir. Se trata de Jesús Gómez Rincón, (27) quien presentó fractura en el tercio medio del fémur, por cuanto permanece en observación y bajo custodia policial.

Mientras que Alexánder Miguel Martínez Salcedo, de (26), obrero, fue  herido en pierna y brazo izquierdo, así como herida abierta en región distal del fémur y herida región proximal del húmero. Ambos fueron trasladados al Hospital General Santa Bárbara por la Unidad C-20 de Policolón.

El funcionario asesinado laboraba encubierto en la oficina de investigaciones de la policía de Ejido, recibió dos impactos uno en la boca y otro en hombro izquierdo, ambas con entrada y salida. Su hermano mayor recibió un tiro en el tórax. Willy había dejado a su esposa embarazada.

La motocicleta KRL color azul con negro que fue robada a tiros aún es rastreada por los cuerpos policiales dado que pertenecía al cuerpo policial del municipio merideño.

Comente