Localizan descuartizado cuerpo de niño raptado en Colombia

1552_22 A
17 de marzo, 2015 - 6:31 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

Parte de la estructura ósea del inocente fue hallada en una bolsa plástica negra dentro de una fosa común

Fotos: Edwin Urdaneta

Autoridades venezolanas y colombianas informaron ayer sobre la trágica muerte del niño Luis Fernando Lambertinez Calvo, de 10 años, secuestrado en Colombia el 10 de febrero y cuya osamenta descompuesta fue localizada este lunes a las 3:30 de la tarde, por agentes del CICPC subdelegación San Carlos en el cementerio de Encontrados, municipio Catatumbo. En una bolsa plástica negra dentro de una fosa común, estaba el cráneo y parte de la estructura ósea del inocente. La responsable del siniestro caso es la expareja de la madre del pequeño, Dayana Darina Portillo Urdaneta, quien raptó y asesinó al infante. Las llamadas fueron rastreadas y Portillo fue arrestada por Gaes Mérida y está detenida en El Vigía

Sur del Lago — Fuerzas policiales de Colombia y Venezuela movilizadas por una misma causa ayer guindaron los guantes al enterarse sobre la trágica muerte del niño Luis Fernando Lambertinez Calvo, de 10 años, secuestrado el 10 de febrero y cuya osamenta descompuesta fue localizada a las 3:30 de la tarde por agentes del CICPC subdelegación San Carlos en el cementerio de Encontrados, en el municipio Catatumbo.

En una bolsa plástica negra dentro de una fosa común propiedad de lugareños, estaba el cráneo y parte de la estructura ósea del inocente.

Su franela con orillos rojos, el pantaloncito azul, correa marca Nike y zapatos negros, desplomaron a su madre, Beatriz Calvo, de 30 años, cuando ésta debió identificar al amor de sus entrañas oliendo tan putrefacto como la maldad ensañada que le arrebató la vida.

Sobre su cabeza tenía una cinta con la que presuntamente lo ataron en cautiverio. El niño fue visto por vez última a las afueras de la escuela La Esperanza, en Tibú, al norte del Departamento colombiano de Santander.

Pesquisas

Las investigaciones determinaron que los restos no debían estar en dicha fosa, por cuanto los sabuesos determinaron que algo había detrás de dicha muerte. En efecto era el pequeño, a quien la expareja de su madre raptó y por cuya liberación pidió 100 millones de bolívares. Las llamadas fueron rastreadas y la sindicada Dayana Darina Portillo Urdaneta, fue arrestada por Gaes Mérida y detenida en El Vigía, dado a un cruce de llamadas que dieron con su ubicación, tras diversos allanamientos en los zulianos municipios Colón y Catatumbo.

El cadáver al parecer fue descuartizado y es precisamente lo que analizan los peritos de la central detectivesca local. El fiscal 21 del Ministerio Público, José Ángel Camacho Reyes, asentado en la población de Caja Seca, municipio Sucre, es quien trata todas las vertientes del caso. El Ministerio de la Defensa colombiano y el departamento de policía del Norte de Santander, ofreció 10 millones de pesos en ese país y 600 millones de bolívares para quien aportase información, sin embargo, pese a la jugosa recompensa a los captores le pareció mejor que asesinar a sangre fría a un inocente, en lugar de entregarlo sano y salvo.

En torno al caso se teje una tesis que da cuenta sobre la separación de su madre con su pareja, situación que desataría la ira hacia el pequeño, aunque es un escenario poco probatorio en la investigación, incluso nadie se atreve aseverar tal afirmación que surge en medio de la lamentable aparición del cuerpo descompuesto.

La madre del pequeño lloraba desconsolada

Comente