Lo degollaron y después le aplastaron la cabeza

1321_21aaa
22 de julio, 2014 - 3:48 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Edwin Urdaneta

El hombre quedó identificado como Luis Portillo, de 24 años. No descartan el ajuste de cuentas como móvil del hecho.

Sur del Lago — Ensañamiento. Solo esa palabra puede describir la forma de morir que tuvo Luis Trujillo, de 24 años.

Con el filo de un pico de botella Trujillo fue degollado y no conforme con eso le desfiguraron el rostro.

El análisis forense determinó que su cabeza fue aplastada contra una media pared.

El macabro y sangriento hallazgo lo efectuaron ayer por la mañana vecinos de la calle 1 de San Carlos de Zulia, en el denominado basurero de La Curva del Diablo, contiguo a la Alcaldía Bolivariana de Colón, en la margen izquierda del río Escalante.

Al cuerpo del «Mocho»  —había perdido su dedo cuando un camión ganadero se lo cercenó— lo hallaron con la sangre aún brillante y con moscas que recién incubaban huevos, lo que presume haya sido asesinado a tempranas horas.

Recién salido

Se conoció que Trujillo había salido hace poco del retén San Carlos donde cumplió condena por diversos delitos.

Por esta razón los sabuesos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), no descartan el ajuste de cuentas o un pase de factura en este dantesco hecho.

Los funcionarios hicieron el levantamiento del cuerpo para iniciar las experticias de rigor.

Crisis materna

Cuando la madre del hoy  occiso llegó al lugar donde se encontraba el cuerpo de su hijo entró en una crisis de nervios y el llanto no la abandonó. Tuvo que ser ayudada para retirarse del lugar.

Sin ocupación

Luis Portillo no tenía ocupación fija, aunque hacía las veces de ayudante de albañilería.

Residía en la calle 28 del sector Bicentenario, parroquia Santa Bárbara del municipio Colón.

Comente