Lo confundieron con un malandro y le dieron balín

1110_23A-SU-(2)-
11 de diciembre, 2013 - 1:44 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Maracaibo — «Mátenlo que es él», fueron las últimas palabras que Delvis José Urdaneta Reyes (16), escuchó antes de que le propinaran cuatro impactos de bala en su humanidad que le pusieron punto y final a su corta vida. El hecho ocurrió a las 6:30 de la tarde del lunes en la residencia de una vecina ubicada en la avenida 101 con calle 78 del barrio Raúl Leoni.

Ana Reyes, madre del muchacho y quien pidió no ser fotografiada, narró a las afueras de la morgue forense, devastada por la noticia, «a mi hijo lo confundieron con ‹El Orejitas› porque tienen mucho parecido».

Agregó que el joven se encontraba en la referida vivienda en compañía de una vecina y en donde también trabajaba fabricando bloques. «Él estaba parado conversando con la vecina cuando llegaron a matarlo», exclamó.

La dama aseguró que testigos del hecho le habían contado, que un vehículo marca Malibú de color rojo y sin placas con dos hombres y una mujer a bordo llegaron a la mencionada dirección y al avistar al joven la mujer que iba en el asiento de atrás gritó: «Mátenlo él es ‹El Orejitas›, razón por la cual Ana asegura que a su ‹niño› lo confundieron».

Trascendió que el menor de edad era conocido en la zona como «Chatarrita», porque desde muy pequeño trabajaba y recogía chatarra para venderla y ayudar con los gastos del hogar. Familiares de Delvis y vecinos del sector lo describieron como un «muchacho alegre, guachafitero, responsable y muy querido en la cuadra».

Los vecinos agregaron que «El Orejitas» es un azote de barrio y mantiene azotada la zona perpetrando atracos. El homicidio ocurrió a escasas cuadras de la residencia del adolescente. Un hermano lo trasladó al Hospital Materno de Cuatricentenario donde ingresó sin signos vitales.

Fotos: Yulibeth Hernández

Comente