Le asestaron siete disparos

Lo buscaron en su casa y luego lo mataron

14B---REFERENCIAL---A-CHINALEONG
24 de septiembre, 2016 - 9:26 am
Haroldo Manzanilla / [email protected]

El hoy no dejó hijos y trabajaba como chofer un camión 350

Foto: Alfredo Chinaleong

Maracaibo — César Augusto Arias Cano, de 26 años, se encontraba el dentro de su casa, preparándose para descansar sin pensar que sería su último día con vida.

Arias fue asesinado el pasado jueves a las 11:30 de la noche en el frente de su vivienda, ubicada en la avenida 36 con calle 41, en el barrio Cujicito de la parroquia Ildefonso Vazquez.

Familiares que se encontraban en las inmediaciones de la medicatura forense, en medio del dolor y el llanto, comentaron al equipo reporteril de QUÉ PASA que la víctima estaba junto a su esposa en la residencia, ubicada en el mencionado sector cuando fue solicitado afuera de la vivienda por tres sujetos desconocidos.

Los parientes agregaron que el infortunado estaba conversando con los tres hombres cuando estos le asestaron siete disparos fatales en el estómago, tras generarse una discusión.

De inmediato Arias Cano fue trasladado al Hospital Universitario de Maracaibo, pero murió a los pocos minutos de su ingreso, según el parte de los galenos que se encontraban de guardia.

Asimismo, los familiares manifestaron que denunciaron el crimen de Cesar Augusto ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC).

Fuentes ligadas a la investigación de la policía científica informaron que hasta el momento manejan como móvil la venganza y que se encuentran tras la pista de los responsables.

Por su parte, funcionarios del CICPC trasladaron el cuerpo a la morgue forense.

El hoy no dejó hijos y trabajaba como chofer un camión 350.

Comente