Lo asesinaron a palazos en el rancho que cuidaba

1320_23A
21 de julio, 2014 - 7:19 pm
Redacción Diario Qué Pasa



Foto: Miguel Andrés Romero

Señalan a «La Tortuga» como el asesino de Édgar. Al parecer le debía un dinero

Maracaibo — Una brutal golpiza acabó con la vida de Édgar José Baralt Acosta de 57 años. Su cuerpo sin vida fue hallado por su progenitora y un cuñado tendido sobre su cama a las 8:00 de la mañana de ayer. El hecho ocurrió en el parcelamiento La Bendición de Dios del barrio San Agustín, parroquia Francisco Eugenio Bustamante.
Katty Baralt, hermana del infortunado, informó que su doliente vivía en el ranchito de lata que tenía al cuido hace poco más de un año y que compartía con un sujeto apodado «La Tortuga» con quien discutió en días pasados porque Édgar le debía un dinero.

En horas de la noche del sábado «La Tortuga» con otros dos hombres de quienes se desconoce su identidad llegaron al rancho, «si no me pagáis hoy te mato», serían las palabras de quien horas más tarde se convertiría en su verdugo.

Efectivamente «La Tortuga» llegó al lugar a las 2:00 de la madrugada y en vista de no conseguir el pago de la deuda lo golpeó con un palo hasta caer muerto encima de su cama. El asesino se marchó del lugar en el acto y dejó sus pertenencias en el lugar. Se desconoce su paradero. En horas de la mañana de ayer, Ana Francisca Acosta, madre de Édgar, quien reside cerca del sector en vista que no sabía nada de su hijo se acercó al rancho y avistó que la puerta se encontraba cerrada con candado por dentro y pidió ayuda a su yerno, quien rompió una lata del rancho encontrándose con la fatal escena.

Trascendió que Baralt Acosta deja tres hijas y cinco nietos. Efectivos del CICPC investigan el suceso.

Comente