El aberrado prefirió la muerte antes de pagar por su crimen

Liquidan al padrastro violador de Arianny

PRINCIPAL
13 de agosto, 2016 - 10:40 am
Haroldo Manzanilla / [email protected]

El occiso respondía al nombre de Rafael Antonio Torres Gómez, de 28 años, quien estaba solicitado por las autoridades, según el expediente 2009-271 del 20 de abril de 2010 por el delito del robo

Foto: Nervin Torres

Maracaibo — El violador y asesino de Arianny Beatriz Navas Rojas, de 13 años, fue dado de baja por funcionarios de la Policía Bolivariana del estado Zulia (CPBEZ), el pasado jueves en la carretera N con avenida 64, parroquia Alonso de Ojeda, municipio Lagunillas en la Costa Oriental del Lago.

El occiso respondía al nombre de Rafael Antonio Torres Gómez, de 28 años, quien estaba solicitado por las autoridades, según el expediente 2009-271 del 20 de abril de 2010 por el delito del robo.
Asimismo, estaba siendo investigado por homicidio y violación de la menor antes mencionada, de acuerdo al expediente de fecha 7 del presente mes.

Hecho

Voceros policiales informaron que los uniformados se encontraban realizando labores de inteligencia y patrullaje en el referido sector cuando avistaron al sujeto y le dieron la voz de alto, pero este hizo caso omiso y decidió enfrentarlos con una escopeta, calibre 16, resultando herido por los efectivos.

Fue trasladado al Hospital Pedro García Clara donde falleció a los pocos minutos de su ingreso.

Violación

Arianny fue violada y asfixiada el pasado 8 de agosto cuando se encontraba sola en su residencia, ubicada en el sector Villa Nueva Venezuela, calle San Antonio, al noreste de Ciudad Ojeda, mientras su mamá cumplía su guardia nocturna como vigilante en el hospital en mención.

La progenitora notó que algo no estaba bien y pidió ayuda a los vecinos, quienes tumbaron la puerta, al entrar encontró a su hija en la cama con signos de tortura y sin signos vitales.

De este atroz suceso Torres Gómez, era pareja de la mamá de Arianny y había convivido con la menor durante varios meses, pero la pareja se había separado al poco tiempo. Al parecer el hombre cometió el aberrante hecho como señal de venganza arrastrado por los celos, pues su expareja ya tenía un nuevo amor.

Efectivos del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), se encontraban tras su pista e hicieron cinco allanamientos en distintos lugares del municipio Ciudad Ojeda y Cabimas para dar con su paradero y lograr su aprehensión.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente