«¿Ahora quién me dirá tía te quiero mucho?»

1092_tmb (21)
23 de noviembre, 2013 - 6:06 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Rafael Parra

San Francisco — Escenas desgarradoras que erizaban la piel de todos los presentes se vivieron ayer, durante el sepelio y entierro de la pequeña Mary Cielo Escola Tapia (5), quien murió arrollada de manera inconsciente por un adolescente de 16 años que hacía «caballito» con la moto en horas del mediodía del miércoles, cuando Mayra Tapia, mamá de la infante —quien se encuentra en estado crítico— atravesaba la calle con la niña en brazos luego de buscarla en el colegio.

«¿Ahora quién me dirá tía te quiero mucho, quéin me dirá tía ya llegué?», era el lamento que a viva voz resquebrajada exclamaba Jennifer Escola, tía de Mary Cielo, quien acompañada de otros familiares repudiaron el hecho y exigieron justicia.

Dentro de la vivienda de la abuela paterna de la niña, aquella casa de color blanco con amarillo, ubicada en la calle 50 del barrio La Lagunita habían más de 50 personas dándole el último adiós a «la alegría de la casa», otras 30 asistentes más permanecían sentados afuera.

«No queremos dinero ni tratos, queremos justicia»

Luis Tapia, abuelo materno de la niña, acompañado con Alexis Escola, padre de Mary Cielo y la tía Jennifer, afirmaron que el adolescente de 16 años fue presentado en horas de la mañana de ayer en Tribunales y durante el velorio se presentó una mujer de rasgos wayuu, con quien familiares dialogaron unos minutos y dejaron en claro «no queremos dinero, ni tratos, queremos justicia».

Las frases fueron soltadas, debido a que la mujer se apersonó al lugar como representante del adolescente, para ofrecerse en correr con los gastos fúnebres a cambio de «olvidar lo sucedido».

Interrogantes y dudas

Ante la fatal imprudencia, familiares de la víctima se preguntan: «¿Dónde está la responsabilidad de los padres de ese muchacho?, ¿por qué un menor de edad maneja una moto?, ¿dónde está su licencia?, exigimos justicia, que pague por habernos arrebatado lo más bello de nuestra familia».

Además de las preguntas y dudas que rodean en las mentes de los dolientes de Mary Cielo, agregaron que hace dos semanas el mismo joven «hacía la misma gracia de caballito y casi mata a una niña, ya varias personas se lo habían reclamado, pero los padres no lo metieron en cintura y ocurrió la desgracia», expresaron indignados.

Mayra sigue grave

Mayra Tapia, madre de la infortunada niña y quien tiene 9 días de haberse graduado de médico se hizo responsable de su salud y firmó un permiso para poder salir del Hospital Noriega Trigo, donde se encuentra internada, para asistir al funeral de su hija. Se encuentra en estado crítico con dos costillas fracturadas, un pulmón perforado y contundentes golpes en la cabeza, casi sin fuerzas y totalmente silente asistió para despedir a su pequeña hija.

¡Adiós Mary Cielo!

Con globos naranjas, rojos y azules soltados al aire fue despedida Mary Cielo, el féretro de color blanco donde descansaba su pequeño cuerpo fue sacado a las 10:00 de la mañana de ayer por niños, su abuelo y su padre, gritos y lágrimas eran los protagonistas, la niña fue sepultada en el cementerio San Francisco de Asís.

Comente