La víctima le dijo al «choro» «me tenéis que matar primero porque si no no te doy el bolso»

Le dispararon dos veces en el pecho por no dejarse robar

14a
17 de septiembre, 2016 - 12:18 pm
Wilson Alvarado / [email protected]

Jesús Salvador trabajaba desde los 9 años en el centro de Maracaibo, comenzó vendiendo bolsas, luego chucherías y por último ropa interior

Foto: Wilson Alvarado

Maracaibo — Un «no, no te lo daré porque esto es mío», motivó a un hampón a disparar su arma contra Jesús Salvador González González (29) y arrebatarle la vida.

Eran alrededor de las 7:00 de la noche del jueves, cuando el hoy occiso regresaba de su trabajo, como comerciante, el cual desempeñaba en el centro de la ciudad, exactamente en San Felipe, en compañía de María

Rosa González, hermana, y una prima, de 16 años de edad, cuando tres sujetos a bordo de una «motocicleta grande, de color rojo con negro», los interceptaron y con arma en mano pretendían quitarle las pertenencias a Jesús.

El hecho se registró en una parcela de la avenida 136, del barrio Cardonsito I, parroquia Antonio Borjas Romero.

La hermana de la víctima narró, a las afueras de la medicatura forense, que los sujetos las mandaron a agacharse «nos decía bajen la cabeza y no nos miren… mientras el otro, que era moreno, bajito y estaba vestido de jeans, con una franela verde con una gorra marrón le decía a mi hermano, dame el bolso, pero él no se lo entregaba», detalló.

Últimas palabras

Asimismo, González recalcó que las últimas palabras que pronunció su hermano fueron «no, me tenéis que matar primero porque sino no te doy el bolso». En ese momento el hoy occiso lanzó su bolso, tipo bandolero de color negro, al porche de una casa, «fue en ese momento que el tipo le disparó dos veces en el pecho a mi hermano», narró.

Cabe destacar que el antisocial, disparó una vez al aire y otro a Manuel Negrete, de 64 años, que se encontraba en la casa, donde González lanzó su bolso, según la hermana el hombre salió por los gritos durante el robo.

Negrete recibió un disparó en el hombro izquierdo, y fue trasladado de emergencia al Hospital Universitario de Maracaibo (HIUM), «no sabemos como se encuentra, pero nos dijeron que se encontraba grave», destacó.

Además, la hermana refirió que otro de los hombres era alto, cargaba un jeans y un suéter blanco.

Tras cometer el asesinato, los tres sujetos, discutieron por un momento si disparaban a las mujeres, pero al final huyeron de la escena del crimen.

El joven aún respiraba por lo que familiares, al enterarse por los vecinos del hecho, corrieron las dos cuadras que le faltaban a los muchachos para llegar a su casa y lo auxiliaron. Un Malibú blanco que iba pasando paró y junto a una tía y dos hermanos lo trasladaron al CDI La Plateja, «él (Jesús) iba respirando, pero cuando ya íbamos entrando al CDI dejó de respirar», enfatizó María Rosa.

Hombre trabajador

«Mi hermano era un buen muchacho, trabajador, no se metía con nadie, desde los 9 años trabajaba en el centro, primero comenzó vendiendo bolsas, luego chucherías y después ropa interior».

El fallecido era el mayor de ocho hermanos y residía junto a su madre en la misma barriada donde fue asesinado. Con gran pesar, la pariente resaltó que dentro del bolso no había nada de valor, solo sus pertenencias personales, «él siempre dijo que si lo llegaban a robar, prefería morir que entregar sus cosas».

Comente